Compartir

Hace poco se supo que la PEA (Asociación Profesional de eSports) había decidido junto a los propietarios de varios clubes norteamericanos vetar a la ESL Pro League en la que parece una premeditada exclusión de la liga en el país.

Ante la polémica, varios jugadores han manifestado su desaprobación frente a esta circunstancia mediante una carta en la que acusan a la Asociación de estar conspirando para expulsar la liga de la ESL.

Un total de 25 jugadores declaran su incomodidad en la carta, escrita por Scott ‘SirScoots’ Smith y aprobado por los rosters de los cinco clubes implicados en el asunto: Cloud9, Immortals, Counter Logic Gaming, Team Liquid y Team SoloMid. Representando a la mayoría de jugadores de la propia Asociación, aseguran que las negociaciones entre las ligas se han llevado sin que ellos lo supieran, en contra de las promesas de transparencia que la PEA ha portado desde sus inicios.

Las sospechas llegaron a los jugadores cuando se manifestó al intención de crear una liga que fuera la “NBA de los eSports”. Llegaron ciertos rumores sobre intenciones de desplazar a la EPL para dejar territorio a este nuevo proyecto, y SirScoots acaba confirmando en la carta que han resultado ser ciertos.

La PEA ha propuesto un plan en el que la EPL necesitaría ‘marcharse’ de Norteamérica, dejando la región bajo el control de la Asociación“, explica en la carta. “Jason Katz explicó a SirScoots el día 8 de diciembre que la EPL podía aceptar la propuesta o se verían forzados a restringir a los jugadores jugar en sus torneos“.

Después de escuchar los argumentos de los propietarios de los equipos a favor de la estrategia, los jugadores han decidido que “la propuesta de la PEA no interesa a los jugadores de la comunidad“, y deciden rechazarlo.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta