Compartir

En los últimos días del año y recién finalizada la undécima temporada de División de Honor, crecían los rumores sobre la posible desvinculación entre la Liga de Videojuegos Profesional y Counter-Strike: Global Offensive. Debido a la situación del panorama se hizo saber el futuro del shooter de Valve en la SuperLiga no estaba asegurado y finalmente acaba de confirmarse que se pausará la competición de CS:GO de manera temporal.

La Superliga de League of Legends y de Call of Duty arrancarán el próximo mes de febrero. Por otro lado, la LVP necesita hacer un alto en el camino en la liga de CS:GO para poder pararse a hacer una profunda reflexión sobre la situación actual de la propia liga y sobre los clubs y jugadores que compiten en ella” así reza el comunicado oficial de la LVP, que confirma las palabras de Sergi Mesonero en las que anunció que la organización se encontraba estudiando muy seriamente dicha situación. Sin embargo la LVP no se rinde con CS:GO y se encuentran trabajando a marchas forzadas para recuperar la competición lo antes posible.

Con la llegada de la SuperLiga Orange la LVP promete un mayor espectáculo en sus competiciones, y un mayor compromiso tanto con su público como con sus organizaciones. Algo que de momento en CS:GO no pueden asegurar a corto plazo y de ahí esta pausa que esperemos que sea lo más corta posible. “La Superliga Orange de Counter Strike no comenzará junto con las otras dos este febrero, pero no es un despido sino una pequeña pausa para cerrar bien nuestros objetivos y poder ofrecerle al público lo que se merece“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta