Compartir

En esta pasada Navidad, a la celebración de las fiestas se sumó el regreso de Virtus.pro a la competición de CS:GO presentando su nueva alineación. Unos cambios que, en palabras de su Manager General, Roman Dvoryankin, deberían de haber llegado antes para hacer bien las cosas.

Así lo declaró en una entrevista a entrevista a HLTV, en la que habló un poco de la última y funesta etapa: La noche que nos separamos de Taz, después del Major de Boston, fue la más dura de toda mi carrera deportiva. Creíamos que lo mejor era traer sangre fresca e incorporamos a MICHU, pero a pesar del prometedor comienzo, no fue así. Perdimos dos finales y los malos espíritus creían dentro del equipo“.

Ahora comienza una nueva etapa de regeneración, en la que viejos conocidos como byali o Snax, la llegada de TAO, y la continuidad de MICHU y Snatchie conformarán el nuevo quinteto polaco. Unos cambios que en opinión del propio manager, quizá tendrían que haber llegado antes: “Mucha gente culpa a Kuben por la caída que tuvimos, para ser honesto, yo también tenía mis dudas. Sin embargo, tiene la misma responsabilidad que yo y el resto de los jugadores. Lo que lamento es no haber hecho los cambios antes, intentando anclarme al pasado. Las cosas podrían haber sido diferentes si hubiera sido más proactivo“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta