Compartir

El segundo día de Gamergy tenía como plato fuerte las finales de Superliga Orange de Counter-Strike, y un día después, digerida la victoria de Movistar Riders, nos reunimos con Óscar ‘Mixwell‘ Cañellas, quien nos contó las sensaciones personales y del equipo tras el ansiado título de los jinetes.

En su regreso a Gamergy, Mixwell explica como se ha sentido compitiendo delante del público español: “Volver a España siempre me gusta, me encanta jugar en Gamergy. Siempre hay muy buen ambiente y es el torneo con más prestigio de España, y me gusta marcar territorio“.

Y es que si algo importa a Riders es precisamente marcar territorio, o dicho de otra manera, ser el mejor equipo nacional, algo que han conseguido tras imponerse por fin a un Vodafone Giants que se estaba acostumbrando a ser su verdugo: “Hemos tenido dos derrotas contra ellos muy importantes que nos han dolido mucho y nos queríamos vengar. Haberles ganado ahora nos quita un peso de encima porque haber perdido una tercera habría sido demasiado doloroso“.

Un duelo de altura el que les enfrentó a Giants en semifinales, que sin duda fue uno de los grandes enfrentamientos vividos en Gamergy. Un duelo marcado por la exhibición del propio mixwell, decisivo para la victoria y conseguir el billete a la final: “En el primer mapa (Nuke) tuvimos algunos errores y ellos jugaron muy bien generando caos, colándose por tubos y marcando diferencias allí, algo que no supimos parar. Perdimos el control del partido y después desde Terror no tuvimos economía para jugar con AWP“.

Pero tras el tropiezo llegó el momento de Movistar Riders, con un serio segundo mapa para terminar destrozando en Inferno. “De Nuke pasamos a Mirage, un mapa en el que saben muy bien como inutilizarme. Nunca estoy cómodo jugando el mapa contra ellos y lo pase bastante mal pero conseguí hacer buenas jugadas. Mopoz nos daba mucho control en B y podíamos jugar mucho mejor en A, una de las claves de Mirage. […] Finalmente en Inferno vi como lo estaban jugando y me encontré más en el flow, estando siempre un paso adelante de ellos. Marqué mucho las diferencias en ese mapa, el equipo lo jugó perfecto y Alex dirigió muy bien. Ganamos incluso un 2v4 que mentalmente les destrozó“.

Con el título ya en sus manos, las miras de los jinetes vuelven a posarse en territorio internacional, obligados a reponerse del reciente tropiezo sufrido este mismo fin de semana. Pues pese a dominar en fase regular de MDL, las derrotas contra Sprout y Spirit les dejan en un nada desdeñable cuarto puesto, aunque sin posibilidad de luchar por el ascenso a la Pro League: “Haber perdido en MDL ha sido durísimo, porque sabíamos que la temporada que viene no se sube y es un palo muy grande. Los jugadores nos tenemos que dedicar a jugar y ya veremos qué pasa la temporada que viene. Creo que podríamos haber hecho una temporada mejor pero tampoco podemos pedir mucho más. Estoy orgulloso del trabajo del equipo y del mío personal“.

Ahora toca reponer fuerzas y pensar en la siguiente temporada, un tiempo que también servirá para una mejor aún adaptación del recién llegado DeathZz, que sin duda está cumpliendo con las expectativas: “El fichaje de DeathZz no fue algo previsto, la marcha de loWel fue inesperada, pero llevábamos tiempo viendo que era un jugador de calidad. Se está adaptando bien al rol que tenía loWel, que era bastante pasivo. Esta haciendo un buen trabajo y estoy contento con las ganas que le pone porque se ve que quiere llegar lejos“.

No hay comentarios

Dejar una respuesta