Compartir

Tener a s1mple en el equipo suele ser un seguro de vida, es extraño el torneo en el que no destaque en Na’Vi. Sin ir más lejos, seis de los últimos MVP han caído en sus manos, y dos de ellos aún cuando su equipo no ganó el torneo. Debe ser por ello la confianza con la que salió Zeus a la arena y que no dejó indiferente a nadie durante esta BLAST Pro Series.

Una vez acabado el partido, parece que había hueco para el optimismo, previo al enfrentamiento, en el conjunto ucraniano. El partido se resolvió por la vía rápida, con un 2-0 que no dejó hueco para las esperanzas suecas. Primero Mirage y después Inferno dejaron a NiP con ganas de más.

Según las declaraciones al final del partido, s1mple ha afirmado que “tras perder en ELEAGUE y el Major he entrenado más aún“. Y parece que el techo del AWPer aún queda lejos. Sin embargo, en esta final fue electronic quién se llevo más miradas en una actuación soberbia con Na’Vi.

El final de 2018, pinta bien para el Counter-Strike internacional con varios equipos en un buen estado de forma. Parece que FaZe no da con la tecla, pero nadie duda que es un equipo que pueda ganar a cualquiera.

No hay comentarios

Dejar una respuesta