Compartir

El equipo ucraniano de Natus Vincere se hace fuerte en los grandes torneos y se postula como serio candidato al título en la ESL One de Nueva York. Sus sorpresivos tropiezos en el clasificatorio europeo de la ESL Pro League no presagiaban nada bueno, pero parece ser que no estaban más que calentando viendo sus cómodas victorias en la fase de grupos del torneo. Virtus.pro es otro de los clasificados a semifinales junto a los finalistas de Colonia: SK Gaming y Team Liquid.

Sin embargo no se repetirá la final del major, ya que Liquid se verá las caras con el Na’Vi de su antigua estrella s1mple, y Virtus hará lo propio con SK. Un Virtus que se las prometía muy felices tras vencer a Fnatic en el primer encuentro pero que sufriría y mucho tras caer contra Na’Vi y SK, pero conseguiría la clasificación gracias a sus victorias frente a OpTic y Liquid. Un Team Liquid que también sufrió por esta derrota (y de nuevo contra Na’Vi) pero que se desharía con facilidad de G2 y doblemente contra Fnatic en dos encuentros muy disputados. SK Gaming por su parte debió recurrir a un cuarto partido tras caer contra, otra vez, Natus Vincere, tras vencer previamente a Astralis y OpTic y finalmente a Virtus. Mientras que Na’Vi venció en sus tres encuentros precisamente contra sus tres rivales en semifinales y manteniéndose invicto en la competición.

Hoy domingo 2 de octubre, a las 17:00 hora española se enfrentarán Natus Vincere y Team Liquid, y a las 20:30 SK Gaming luchará por el otro puesto en la gran final contra Virtus, siendo ésta a la 1:00am.

Compartir
Artículo anteriorLa Bundesliga prepara su salto a los eSports
Artículo siguienteEl DJ Steve Aoki invierte en el equipo de Rogue

No hay comentarios

Dejar una respuesta