Compartir

Lo que vimos en la ESL ONE de NY no fue un equipo de Counter-Strike : Global Offensive compitiendo para ganar un trofeo. Lo que realmente vimos en Nueva York fue una apisonadora arrasando con todos los equipos que se encontraron por delante. Faze Clan ha confeccionado un equipo para ser el mejor equipo de CS:GO de toda la historia y apunta maneras.

Las cifras que deja con tras su paso por la competición son directamente mareantes y pocas veces una ESL se ha ganado con tanta solvencia como demostró Faze Clan durante el fin de semana. Un jugador destacó sobre todos los otros (y eso es difícil) y es que Nikola ‘NiKo’ Kovač fue elegido MVP del torneo por votación.

Para muestra un botón. NiKo deja tras de sí un rating de torneo de 1.70 de media con un pico de 2.13 de daño en el último mapa de esta ESL ONE. Unas cifras muy lejos de sus contrincantes y compañeros que le hacen merecedor de la medalla de MVP del torneo.

En Inferno, el primer mapa de la final Nikola ‘NiKo’ Kovač demostró una gran maestría con el AK 47. A base de taps destrozó el ataque de los de Liquid que veían como cada tiro del jugador acababa sin remedio en sus cabezas.

El jugador de Faze Clan también estuvo en los momentos más complicados de la final. Overpass se le atragantó al equipo y Team Liquid parecía poder igualar el encuentro pero con jugadas como esta donde el solito se hace a 3 jugadores y medio (stanislaw se suicida) consiguió mantener el marcador a 0.

El último mapa de esta final a Bo5 fue Mirage y por supuesto NiKo tenía que dejar su impronta en el. Fue el jugador más letal de todo el mapa dejando una media de 2 kills por ronda. Para acabar con buen sabor de boca de él salió la última kill del encuentro.

En definitiva vivimos un auténtico paseo militar de Faze Clan que empieza a funcionar como se esperaba y una actuación insuperable de NiKo que así demuestra que cuando está enchufado puede ser uno de los mejores jugadores del panorama internacional de CS:GO.

No hay comentarios

Dejar una respuesta