Compartir

En la tarde de este pasado domingo, las miradas del CS:GO se centraban en Estocolmo para ser testigos de la gran final de lo que estaba siendo una preciosa DreamHack Masters. Una final con sabor a derbi danés, pues North conseguía colarse para enfrentarse al intratable Astralis por el título.

Los de gla1ve continuaban a un nivel espectacular, y de hecho con el primer triunfo del torneo, Astralis firmaba la segunda mejor racha de la historia. Sin embargo ya en Fase de Grupos se toparon con un North con hambre y ganas de sorprender, hasta el punto que obligó a Astralis a acudir al tercer partido.

Pero para sorpresa la de Ninjas in Pyjamas, un conjunto defenestrado que parece haber encontrado cierta mejoría. NiP logró el pase como primero de grupo y tumbó a Heroic en playoffs, hasta que se topó con Astralis en semifinales, que llegaba cómodamente a la final tras tumbar también a un MiBR que sigue sin encontrar los resultados. En el otro lado del cuadro, North seguía golpeando y quitándose a duros rivales como Na’Vi y mousesports, alcanzando una final más que merecida en la que, ahora sí, muchos le veían con serias opciones.

Ya en la gran final, el colosal trabajo de MSL puso a Astralis contra las cuerdas, recibiendo un severo repaso en Dust2. Train fue dominio de Astralis absoluto, nada sorprendente, y gracias a ello conseguían el empate con un dev1ce en estado de gracia. Pero Overpass lo decidiría todo, y allí apareció de nuevo el IGL de North, quien se llevaría el MVP del partido, para hacer a North campeón del torneo.

Compartir
Artículo anteriorUna final de Superliga que vuelve a destrozar récords
Artículo siguienteSe desvelan las nuevas skins de los drops de Nuke e Inferno

No hay comentarios

Dejar una respuesta