Compartir

La competición transcurría con normalidad este pasado viernes en la eXTREMESLAND ZOWIE Asia CS:GO 2018, hasta que el jugador Nikhil ‘forsaken’ Kumawat, de OpTic India, fue cazado usando cheats en plena competición, lo que le valió la expulsión inmediata del club.

Además de ello, y aunque el resto de sus compañeros aseguran no saber nada, por motivos obvios OpTic India fue además descalificado del torneo. Transcurría el segundo partido para la división india de OpTic Gaming ante Revolution, cuando uno de los administradores notó algo raro en el juego de forsaken. La partida fue pausada para realizar las debidas comprobaciones, y comprobaron que se estaba ejecutando un archivo externo que el propio jugador intentó borrar delante del administrador.

OpTic India fue creado el pasado junio con la idea de desarrollar el potencial del país, y todo fue bastante rodado consiguiendo conquistar la pasada ESL India Premiership 2018 Fall. Sin embargo ha tenido que sufrir este duro golpe por culpa de un elemento que no tiene cabida en el deporte electrónico a ningún nivel, ni amateur ni profesional, como es el uso de trampas. Un incidente aislado que mancha el buen nombre de una de las entidades más importantes del CS:GO a nivel mundial, y que ya ha tenido la primera repercusión con la expulsión inmediata de forsaken, a la espera de la debida sanción de Valve.

No hay comentarios

Dejar una respuesta