Compartir

El dueño de Team SoloMid, Andy ‘Reginald’ Dinh, ha vuelto a hacer declaraciones sobre la gran polémica que persigue a su persona tras el despido de Sean ‘sgares’ Gares, capitán de su escuadra de CS:GO.

Todo ocurrió en noviembre, cuando un total de 24 jugadores firmaron una carta para demostrar su preocupación por lo que al parecer era una conspiración en contra de la ESL Pro League para acabar con sus operaciones en Norteamérica. La Asociación Profesional de eSports se veía implicada en el caso, aún cuando su principal objetivo debía ser proteger los intereses de todos los agentes de la escena.

La carta aparecía firmada por Gares, lo que llevó poco después a su despido de TSM. Eso significó un gran número de criticas sobre la figura de Dinh, que acusó a Gares de manipular a los jugadores.

Ahora, asegura que en términos legales, Gares sabía que por contrato era TSM quien decidía los torneos en los que debía jugar su equipo. Al tomar la decisión de escribir la carta, atentaba contra esos principios expuestos en su contrato.

La guerra entre Sgares y Dinh se formó debido a que el jugador nunca cedió sus derechos de imagen ni estuvo nunca seguro de sus derechos y deberes dentro de su posición. Dinh, por su parte, se encierra en sus derechos ligados al contrato para justificar el despido.

Tal como está firmado en el contrato, TSM tiene el derecho de seleccionar competiciones. Incluso aunque no forzaría al equipo a no jugar en la ESL Pro League, esos términos siempre han estado claros como el cristal“, ha asegurado Dinh al hablar con Thorin en una entrevista.

Por supuesto, la polémica sigue activa, y con las partes implicadas seriamente dañadas en cuanto a su imagen y forma de actuar. Aún cuando los equipos deciden en que competiciones aparecen, una organización semejante y premeditada no hace ningún bien a una escena competitiva que necesita variedad en sus competiciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta