Compartir

Mañana miércoles 17 de agosto comienza la cuarta temporada de la ESL Pro League. Todo apuntaba a que Virtus.Pro, a pesar de ser los campeones de la ELEAGUE el pasado 30 de julio, no iba a estar presente en la competición al no haber logrado clasificarse y tampoco ser invitado. Sin embargo la ESL abrió una última plaza abierta a votación del público, y ahí el que arrasó con un 76% de los votos del público fue por supuesto Virtus, el segundo en las votaciones con un 14% fue GODSENT, y ambos se enfrentarían por esa última plaza.

Virtus era el gran favorito, hasta que llegó la sorpresa de la noche cuando Fnatic y GODSENT intercambiaron a gran parte de sus plantillas, lo que le daba muchas mas opciones a GODSENT. Sin embargo, quizá por este repentino cambio o ya fuera por el enorme nivel de Virtus, estos se adelantaron con facilidad hasta poner un 6-1. GODSENT despertó y consiguió remontar para llegar al descanso con 7-8. Ya en la segunda parte Virtus hizo alarde de su calidad y se llevó el primer mapa, CBBLE, por 16-11.

Igual de igualada fue la segunda partida que tuvo lugar en Cache. Intercambio de golpes constantes para llegar con 9-6 al descanso. La igualdad continuó entre ambos equipos y finalmente la partida terminó 16-12. Virtus conseguía el 2-0 y con él su pase a la ESL Pro League donde debutará mañana mismo contra Ninjas in Pyjamas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta