Compartir

En la pasada noche del 19 de febrero se llegó al punto y final de uno de los torneos más esperados de la temporada de CS:GO. Las Vegas se vistió de gala para recibir a dieciséis de los mejores conjuntos del panorama en un frenético torneo que repartiría 450.000$ entre sus ganadores. Finalmente, y tras cinco días de espectáculo, Virtus.Pro se proclamó vencedor de la DreamHack Masters Las Vegas 2017 tras vencer en la gran final a SK Gaming en un ajustado enfrentamiento, volviéndose a alzar con un gran primer premio tras algunos meses de sequía.

Sin producirse demasiadas sorpresas, organizaciones como Astralis, North, mousesports, Natus Vincere, Ninjas in Pyjamas, Gambit y los mencionados finalistas, alcanzaban unas finales a las que no llegaron otros importantes clubes como Cloud9 u OpTic. Los ninjas iban con la responsabilidad de defender título en la pasada DreamHack Masters de Mälmo que cosecharon ante Na’Vi, pero en esta ocasión ambos equipos se quedaron en cuartos de final.

Virtus.Pro no lo tuvo nada fácil, pues uno de los grandes favoritos como era Astralis fue su rival en semifinales en lo que fue toda una final anticipada. Tras un sufrido encuentro vencieron por 2-1 para llegar a la final, donde les esperaba un SK Gaming que vencieron a North por 2-0 en un encuentro nada cómodo para los brasileños. Ya en la gran final, ambos equipos ofrecieron un espectáculo digno de la gran final que vivíamos, donde los brasileños se adelantaron venciendo por 8-16 en Cobblestone. Los polacos conseguirían empatar tras ganar 16-11 en Train, y finalmente y tras un tercer mapa de locura en Mirage, Virtus.Pro lograba poner el 16-13 final con el que proclamarse campeones y embolsarse así los 200.000$ del primer premio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta