Compartir

Sin voz, en familia y enfundado en el ‘uniforme EVO’ de combate, así encontramos a Javier ‘Sh4rin‘ Sanabria en último de los días en Dreamhack Sevilla 2018, contento por todo lo que se vivió el sábado con Dragon Ball FighterZ y sabedor de que tiene en su mano darle un level up a los Fighting Games en España.

El estilo, las bromas y el entorno que se ha creado desde BCN Fighters son la primera piedra del camino, un reflejo que ha demostrado en Dreamhack con un proyecto que toma forma con el que ha pasado por miles de historias en el casteo hasta quedarse sin voz y, eso sí, con una experiencia que ha retumbado en cada uno de los rincones de FIBES.

Entendiendo que es una de las voces con más autoridad para hablar de la evolución del panorama competitivo de los deportes electronicos en España, charlamos con él para comprobar cómo sentía la evolución de BCN Fighterz y de los planes para 2019.

“en solo cuatro meses las cosas están cambiando”

Pregunta: Habéis dado un paso al frente en los eventos y este es el primer ejemplo, ¿cómo has vivido vuestra DH con el choque directo con el publico?

Respuesta: “Muy gratificante. Cuando empiezas con este proyecto crees que va a funcionar, le pones toda la pasión pero la que decide es la audiencia y ver que la gente responde, que la comunidad se mueve, que los compañeros se implican y que en solo cuatro meses las cosas están cambiando de verdad, te llena mucho. Es nuestro primer evento grande como BCN Fighters y lo ves lleno y con la gente emocionándose así y te da sensación de reafirmación, dan ganas de seguir adelante, es una sensación brutal. De aquí me voy con la idea de hacer más y seguir con los planes que tenemos“.

P: ¿Cuál es el halo que hay detrás de los fighting games? De qué manera lo habéis demostrado aquí.

R: “Este evento era importante porque era nuestro primer evento como BCN Fighters que no era nuestro, veníamos a demostrar y creo que lo hemos hecho. La comunidad está ahí, este es un género que tiene mucho paladar, los fighting tienen su lugar, los juegos con millones de seguidores no son los únicos, esto te da algo que otros no te puede dar y los fighting tienen eso, es fácil entenderlo, te engancha a los combates y creo que para el espectador son el mejor género para ver, junto a los shooters quizás. Y eso no lo tiene nadie más. Nuestra misión es explicarle al mundo de qué va esto, este era el primer paso y ver que la gente ha respondido es un orgullo“.

P: Has dado un cambio profesional radical, ¿en qué punto estás ahora mismo con respecto a los pasos que estáis dando?

R:Cuando estaba en Riot tienes una perspectiva de la grandeza de los esports y lo que es el LoL que es un mastodonte y siempre he tenido esa dualidad de Riot y juegos de lucha, pero estos siempre han sido un nicho del nicho. Hace seis meses ni este evento hubiera sido como ahora ni los números de stream era para nada concebibles ni la gente se movía así. El cambio está ahí, hay una evolución y a ver hasta dónde podemos llevarla“.

“en los eventos estamos pegando un level up”

P: Vivimos en una época de cambios en los deportes electrónicos, ¿cuál es la clave para enganchar cada vez más en el fighting?

R:Se han juntado varios factores, una mezcla de suerte, nuestra forma de ser, pasión por el juego y las personalidades del stream, el Dragon Ball FighterZ. Ha sido una ayuda muy grande porque todo el mundo lo conoce y ayuda. El estilo de casteo, los eventos en los que estamos pegando un level up, los jugadores que se dan a conocer, la media de edad que tenemos, que es un target diferente, hay mucha gente que se siente más identificada con nosotros que con otros juegos mainstream, todo eso ha formado un cocktail en el momento adecuado, yo también he arrastrado una masa de seguidores que tenía de antes. Mucha gente ha descubierto un mundo y eso crea una pequeña bola de nieve, que dentro de la humildad de los números que tenemos, para ser un fighting dices, algo hay“.

P: El ámbito laboral es fundamental y siempre hablas de familia en este tipo de eventos, ¿cómo se lleva cuando estáis creciendo?

R:Una de las cosas buenas que tiene ser poca gente es que es más fácil crear vínculos. Cuando se masifica eso se pierde un poco. Aquí tenemos la suerte entre comillas de que todavía no hemos llegado a ese punto. Aquí viene cualquiera y compites contra el mejor de España siendo el mindundi número 1, no hay elitismo, ni invitacional, todo el que viene y si quiere jugar freeplays con alguien es 1v1, el presencial es lo que manda. Eso crea una unión muy fuerte. Ayer éramos aquí 80 personas y al salir, con gente que no conocíamos de nada nos fuimos a cenar como si de toda la vida. Y eso es lo bonito, es algo que inevitablmenente se perderá cuando si Dios quiere esto se vuelva masivo, pero hay que disfrutarlo porque es una parte muy bonita del Fighting Games. Incluso al alto nivel lo ves, en el EVO están a tu lado y eso nadie lo tiene“.

P: Y mientras se llega y no, entiendo que estar sin voz es una de las mejores noticias tras Dreamhack.

R: “Totalmente. Hacía tiempo que no podía liberarme casteando un torneo entero así y ayer tenía ganas, lo tenía dentro y dije es el momento de que la gente se entere e que estamos aquí y ya me escuchasteis“.

P: Y por delante un 2019 repleto de oportunidades, ¿qué objetivos tenéis en mente?

R:BCN Fighterz tiene cuatro meses de vida, lo que hicimos hasta ahora fue refinar y 2019 es un año creo que de establecernos, de coger el año entero, hacer mas eventos, nuevos formatos, más contenido y a final de año mirar atrás y ver dónde estaba en enero y dónde esta en diciembre y creo que va a ser el año más importante para ver si somos sostenibles, si podemos llegar a cierta audiencia, cuál es nuestro límite, qué fighting games salen…pero la expectativa es seguir y llevar el fighting donde creemos que puede estar. Y eso en estos cuatro meses hemos conseguido mucho con muy pocos recursos. Me gustaría pensar que si en algún momento tenemos recursos de verdad, lo que podemos llegar a hacer“.

P: Y personalmente, ¿eres ya consciente de tu decisión al 100% por el cambio drástico que supone?

Ya estoy seguro de que he tomado la decisión correcta, me costó muy poco estar seguro de eso, si no no la hubiera tomado. Siempre tienes dudas, estás dejando un trabajo estable, bien pagado y donde estoy a gusto, pero tengo esto que lo tengo que hacer y a día de hoy estoy convencido de que estoy donde tengo que estar. A lo mejor dentro de dos años te digo, no ha salido, pero ahora mismo estoy contento y convencido y lo sé porque me he rodeado de gente que son muy buenos. El equipo que tenemos creo que son los mejores, no me fío de nadie mejor que de la gente con la que estoy y sé que con ellos no tengo miedo de nada“.

P: ¿Cuál es el techo de Shanks?

R:Creo que Shanks tiene nivel del top 8 del EVO, ya ha demostrado que es de los mejores del mundo en Japón, le falta coger 2019 y tener un año entero competitivo internacional, que ahora con Vodafone Giants va a poder ser, pero le veo que no ha tocado techo aún y eso me asusta. Creo que puede hacer historia dentro del fighting en España y creo que es el jugador más brillante de los últimos años, es un caso excepcional

“el bombazo ha sido dragon ball fighterz”

P: En el panorama de los próximos meses, ¿hay algún juego que pueda llegar al menos a la mitad de lo que ha conseguido DBFZ?

Dragon Ball FighterZ ha ayudado, no creo que haya ningún juego que vaya a salir, rompa el panorama como lo ha hecho DBFZ este año, lo veo muy difícil. Viene Mortal Kombat pero en Europa no pega tan fuerte aunque sea un juego importante, pero el siguiente golpe grande será SFVI si sale en 2020 o 2021. Ahora a no ser que haya sorpresas, el bombazo ha sido Dragon Ball. A nivel de un juego que nos catapulte a otra cosa, a corto plazo no lo vamos a ver“.

Era imposible no ver el cansancio y al mismo tiempo la felicidad en Sh4rin durante todo el torneo, no solo por lo que habían conseguido en el streaming, sino por el paso que supone para que la comunidad crezca. En Sevilla fueron referencia y ahora se les abre un panorama perfecto en 2019 para seguir abriendo camino y poner a los fighting games un par de escalones más arriba en España.

No hay comentarios

Dejar una respuesta