Compartir

Podría decir que el día que contacté con la barba más famosa de los esports para que formara parte de Esports ElDesmarque sabía que llegaría a ser una estrella, pero no me engaño, eso llegó después. Razablan se creó a sí mismo para ser un referente en el universo periodístico de los deportes electrónicos y ya hasta lo entrevistan, para que digan que me equivocaba. No tiene nada que ver que sea yo el que grabe el DuoQ by Esports Vodafone.

Siempre que tengas a un amigo al otro lado del podcast es mucho más fácil charlar, preguntar y hasta insultar, ese tipo de cosas con cariño que hacemos los que conocemos a la perfección una relación basada en el cariño, el periodismo y en esas preciosas playas de tierra negra de Santa Cruz de Tenerife.

Que sí, que esto va de periodismo, pero también de amistad. Llegar a lo más alto en la pirámide de los deportes electrónicos tiene una firma tan personal como agradable y esa premisa es de las primeras que necesita saber todo aquel que quiera hacer prácticas, empezar a escribir o hablar del competitivo, que esto va de ser una familia.

Hablamos de LEC, de G2, de la SLO, de la evolución del sector y de los nombres que vienen y van mientras se forma un conjunto tan extraño como apetecible año tras año, pero con tal loco del baloncesto era imposible no hablar también de la desgracia de Kobe Bryant y de la relación con su amado Trae Young.

No quiero méritos, solo algún que otro regalo en forma de skin y no una comparación política, que a uno se le llena la boca de dar nombres cuando realmente me siento un Monchi en potencia, aunque con este tipo amante de la NBA, del League of Legends y de contar historia fue muy, muy fácil.

Compartir
Artículo anteriorCofres gratis por doquier para celebrar el Año Nuevo chino
Artículo siguienteG2 y Origen, los grandes reclamos de la LEC por encima de Fnatic
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta