Compartir

Desde hace algún tiempo el nombre de Joan ‘Shanks’ Namai vincula el éxito y los fighting games a través de Dragon Ball FighterZ con Vodafone Giants a la espalda. “El Vigilante” lleva meses disputándole los metales a los mejores jugadores del mundo y ahora ha tenido tiempo para estar en Más Que LoL para charlar la actualidad sobre los juegos de lucha.

Tras el SAGA clasificatorio al mundial de Dragon Ball FighterZ en Madrid donde fue eliminado por SonicFox, Shanks, junto con sus inseparables Sharin y Caiper comentaron su historia en los esports, sus apuestas y su método de trabajo que ha llevado a Villa Jueguito y BCN Figthers a ser el claro referente del fighting en España.

“Es un sofá y somos cuatro amigos que hablan de lo que hablarían si no hubiera una cámara delante”, así definió Shanks al estilo desenfadado y amigable que muestran todos y cada uno de los componentes de BCN Fighters durante los famosos streams, que lo mismo un día salen disfrazados que otro te consiguen un top 8 en el EVO.

También tuvo tiempo para hablar de lo que ha significado que un SAGA se dispute en España: “Es un torneo a nivel mundial, por el premio que tiene ya atrae de por sí a jugadores internacionales y es la primera vez que ocurre algo así en España.”

La mentalidad del competidor al máximo nivel de Shanks: “Una vez llegas el TOP 8 no termina de saciar, quiero ser el mejor, quiero ganar a SonicFox o GO1 pero viéndolo en perspectiva estoy increíblemente contento por el nivel. Antes luchaba por un TOP 8 y ahora salvo en un torneo siempre lo he conseguido, incluso mejores posiciones”.

“el juego de riot va a ser un punto de inflexión”

Respecto a la expansión de Riot con su juego de lucha, Shanks lo tiene claro: “Los que juegan a figthers sabes que lo van a probar, va a ser un punto de inflexión.” “El cariño y el trato de Riot es algo muy distinto, que estén ahí para escucharte.”

Para disfrutar de la entrevista completa además de otros programas de Esports Vodafone como Más Que LoL y Fast Player sigue a su canal de YouTube.

No hay comentarios

Dejar una respuesta