Compartir
Imagen: Gamepolis

Un año más, la cita cada vez más consolidada de Gamepolis que este fin de semana celebró su séptima edición, puede celebrar un nuevo éxito tras reunir a más 60.000 visitantes que del 19 al 21 de julio acudieron en masa al Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (FYCMA) a disfrutar de la amplitud de actividades que ofrecía el multitudinario evento.

Este éxito se notó especialmente el sábado, que como es habitual siempre es el día más fuerte en cuanto a afluencia de público. Desde antes de abrir sus puertas, largas colas tanto para la taquilla como para acceder al recinto sorprendían a los ‘muggles’ que desconocían qué era lo que estaba ocurriendo allí.

Uno de los reyes del evento fue Nintendo, que protagonizaba una de las grandes áreas de uno de sus Pabellones. Y allí cientos y cientos de personas se daban cita para jugar a algunos clásicos de la compañía, o a probar en exclusiva otros títulos como Pokémon Espada y Escudo, cuya presencia propiciaba siempre una continua cola que duró todo el fin de semana.

Gamepolis 2019 fue además una cita especial para los amantes de todo un clásico como Doom. El padre de la saga John Romero, acompañado de su mujer y también flamante desarrolladora Brenda Romero, se dejaron ver durante todo el fin de semana para recibir a sus fans, impartir charlas, y por supuesto dejarse retar por cualquiera de los presentes que se atreviera a tumbar a John en su creación.

Y por supuesto hay que hablar de eSports, pues los diferentes escenarios eran siempre un hervidero de aficionados. Especialmente durante el domingo cuando se celebraron algunas de las grandes finales como la del Circuito Tormenta de League of Legends o la CTP de Clash Royale. Especial mención a la brillante entrada de Brawl Stars que también reunió a un gran número de asistentes en cuya final los había incluso sentados en el suelo, y por supuesto a un Fortnite que trata de imponerse como rey en los torneos presenciales.

Todo ello bañado con diferentes concursos, actividades, incontables zonas gaming que abarcaban desde los títulos más populares hasta los eternos clásicos que siempre atraen a un buen número de jugadores. En resumen, unos datos para celebrar y que tratar de volver a superar el año que viene, que ha dejado en Málaga un impacto económico de 9’5 millones de euros para la ciudad.

Compartir
Artículo anteriorLas cábalas de los Worlds 2019: quién tiene más opciones de estar
Artículo siguienteLa Fortnite World Cup y su unión con YouTube traen recompensas gratuitas

No hay comentarios

Dejar una respuesta