Compartir
animal de botín brillante fortnite

Como cada jueves, Fortnite activó este 17 de noviembre un nuevo lote de misiones semanales, correspondientes a las de la semana 9 de la temporada 4, siendo ya la sorpresiva recta final de todo el Capítulo 3, concluyendo en otro gran evento.

Una serie de misiones que nos lleva infligir daño con un subfusil con silenciador, a conducir un vehículo por el vértice cromado o a planear 250 metros con el lanzadeltas de un solo disparo. Pero uno de estos desafíos está generando más confusión entre algunos usuarios, como es la de cazar un animal de botín brillante.

En un capítulo donde el cromo ha sido gran protagonista, y cada vez más a medida que avanzaban las temporadas hasta invadir buena parte del mapa de la isla, y con muchas misiones que involucraban a las armas evocromadas, a elementos cromados o a animales cromados, algunos usuarios de Fortnite están dando caza a este tipo de animales. Sin embargo están muy lejos de completar esta misión.

Los animales de botín son los que conocemos de casi toda la vida. Ese cuervo que brilla en violeta y que sabemos que nos va a dar una buena arma, o ese preciado tiburón que brilla en dorado, a sabiendas de que su muerte oculta un arma legendaria. Gallinas, lobos, jabalíes, cuervos y tiburones, esos son los animales de botín.

Si además brillan es que el loot va a ser mucho mejor, y estos son los que tenemos que ir a dar caza, o al menos en una única ocasión como marca este desafío. Y de ello dependerá buena parte la suerte que tengamos en partida.

No hay una fórmula matemática en Fortnite para esto. Podemos caer cien veces en el lago de Pisos Picados, y que el tiburón que habitualmente se encuentra en estas aguas no sea brillante, o puede que en nuestra primera partida, lo primero que veamos sea un pollo dorado correteando al lado nuestra. Siempre campo a través, pues sería extremadamente raro ver un lobo en plena ubicación con nombre (sí cuervos, pero nos cerraríamos a encontrar solo a estos).

En función del animal que busquemos, los prados son más habituales para las gallinas, el desierto quizá más para los lobos y jabalíes, los dos grandes lagos obviamente para los tiburones, y los cuervos revolotean toda la isla. Pero tampoco esto es una certeza, de modo que al dar igual el tipo de animal, el mejor consejo es estar atento a cualquier cosa que brille en el horizonte, y darnos prisa no sea que un rival sea quien elimine al animal.

No hay comentarios

Dejar una respuesta