Compartir

La Pesadilla Antes de la Tormenta ha regresado a Fortnite durante este martes 29 de octubre, y es que ya tardaba en hacer aparición el evento de Halloween en el battle royale más allá de la tienda de aspectos. Unos Fortnitemares que por supuesto llegan con una nueva tanda de desafíos con un protagonista absoluto asumiendo el trono: el Rey de la Tormenta.

Hasta tres de los desafíos de la semana de Halloween que ha arrancado este martes, el nuevo MTL: Rey de la Tormenta, se convierte en el epicentro de unos desafíos que tras tumbar al temible demonio nos aguarda con un nuevo paraguas como recompensa, lo que ya de por sí merece y mucho la pena para aquellos coleccionistas de este preciado objeto en Fortnite.

Pero derrotar al Rey de la Tormenta no será sencillo, y a buen seguro que en el camino logremos completar con facilidad los otros dos desafíos relacionados al deber infligir daño a los puntos débiles y resucitar a un total de tres compañeros, pues este modo de juego es sobre todo cooperativo.

Algunas claves para derrotar al Rey de la Tormenta

Con capacidad para hasta cuatro escuadrones, en este modo nos reuniremos con otros 15 jugadores para tratar de lograr una gesta en lo que a buen seguro será un combate épico en Fortnite. Y para ello es importante conocer algunas claves:

  • Lootear rápido y cerca del rey. La tormenta se mueve a gran velocidad desde el inicio, por lo que no conviene confiarse. En caso de no conseguir grandes armas, los demonios nos las irán administrando con el tiempo.
  • No atacar hasta que se nos diga. El rey es inmortal hasta que deja ver sus puntos débiles, de modo que no gastes balas e inviértelas en matar demonios y destruir nidos.
  • Construir nunca ha sido tan importante. Constantemente deberemos estar resucitando a compañeros, por lo que contar con una buena construcción (que no de altura, pues podremos caer al ser destruida) es clave. Podremos construir un rectángulo dentro de otro para trasportar allí a los heridos y contar con algún usuario dispuesto a hacer de sanador.
  • Protegerse del rey de la Tormenta. El gran demonio no es tonto, y cada cierto tiempo destruirá todas las estructuras en un feroz ataque que del que convine estar protegidos tras una pared. Así mismo y con el tiempo sus ataques se fortificarán, como hacer caer meteoritos del cielo o la carga de un rayo capaz de dejarnos completamente K.O y dentro de la tormenta. A medida que matamos demonios, nos curamos, resucitamos compañeros y le hacemos daño, deberemos estar pendiente a sus ataques y a la dirección de los mismos para esquivar sus golpes más letales.
  • Tener paciencia es otra clave, pues poco a poco podremos ir hiriendo sus puntos débiles hasta que por fin podamos atacar a uno de sus cuernos. En ese momento no deberemos hacer otra cosa que focalizar todo el fuego posible sobre su cuerno, pero si no es destruido podremos hacerlo más tarde, aunque empezando en su rutina de puntos débiles. Algo que deberemos volver a repetir con su otro cuerno.
  • Reparto de roles rotativo. Ya hemos hablado del sanador, pero casi igual de importante es poder contar con un Escuadrón propio de inicio para así repartir nuestros papeles. A medida que se debilita, sus ataques son más fuertes, pero también los demonios de los nidos, llegando a salir algún que otro bruto dorado. Saber quién debe atacar a los demonios para que otros puedan construir y sanar se antoja como una de las claves del combate. Pues el perder efectivos a medida que pasa el tiempo disminuirá y mucho nuestras posibilidades de victoria.
Compartir
Artículo anteriorCómo completar los desafíos de Fortnitemares 2019
Artículo siguienteSenna presenta su kit de habilidades con una temible ultimate global

No hay comentarios

Dejar una respuesta