Compartir

El equipo de Epic Games ha recibido una nueva demanda por el supuesto uso indebido de uno de sus gestos, pues en esta ocasión la madre de un menor, creador del gesto Orange Justice (Justicia Naranja) es la que ha interpuesto la demanda hacia Fortnite.

Esta demanda ha sido presentada por los abogados de Pierce BainBridge Beck Price & Hecht, los mismos que presentaron anteriores demandas como la de Alfonso Ribero por su baile de Carlton en El Principe de Bel-Air.

Dicha demanda la recoge y se puede leer detalladamente en Variety, pero en resumidas cuentas se produce por una violación de copyright y competencia desleal. Sin embargo en esta ocasión, la madre del «chico de la camiseta naranja» no las tiene todas consigo, pues el baile se presentó al concurso BoogieDown al que se presentaron miles de solicitantes, aunque el suyo no ganó y no fue seleccionado para ser incluido en el juego. Pero se hizo tan viral, que a petición popular terminó entrando en Fortnite.

Este concurso no está mencionado en la demanda, algo que no ayuda, pues según las reglas del concurso, Epic especifica que no pagará por el uso de los bailes seleccionados o cualquier variante de los mismos. Y además, y como guinda, Epic lanzó Justicia Naranja como recompensa gratuita del nivel 26 del pase de batalla de la Temporada 4, por lo que no hizo falta gastar paVos para obtenerlo.

 

 

Compartir
Artículo anteriorLEC aumenta su potencial con Kia y Shell
Artículo siguienteOrigen se une a KIYF para competir en España

No hay comentarios

Dejar una respuesta