Compartir

Epic Game nunca ha cerrado la puerta a que Fortnite: Battle Royale alcance la categoría de esport. El último gran movimiento de la compañía ha sido asegurar la contratación de Nate Nancer, comisionado de la Overwatch League y uno de los hombres fuertes del panorama competitivo internacional.

El propio Nate Nancer anunciaba en sus redes sociales que abandonaba Blizzard por un proyecto que le ofrecía nuevas oportunidades. En su cuenta oficial de Twitter se mostraba triste por haber tenido que tomar una decisión muy difícil, pero asimismo satisfecho con su trabajo y seguro de que dejaba el proyecto en las mejores manos posibles. Su recambio será Pete Vlastelica, que cuenta con experiencia supervisando el ala de esports de Blizzard.

Apenas unas horas después, Jacob Wolf publicaba en ESPN cual era el nuevo proyecto del ya ex-comisionado de la Overwatch League. Epic Games, por su parte, también lo confirmaba en un comunicado dándole la bienvenida y confirmando que su papel será importante en el competitivo de Fortnite.

Éste no ha sido el único paso de Epic Games en pos de acelerar la llegada de Fortnite a los esports. A principios de mayo se hizo con Pysonix, la desarrolladora de Rocket League, y desde entonces han estado trabajando para dar ese paso con ambos títulos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta