Compartir
Epic games demanda a los youtuber

Los creadores de Fortnite, Epic Games, han demandado a los youtubers Brandon Lucas ‘Goldez Modz’ y a su compañero Colton Conter ‘Excentric’ por usar y vender hacks de Fortnite a través de la popular red de vídeos.

No es la primera vez que Epic Games se enzarza en juicios con tramposos relacionados con sus principales videojuegos, pero quizá nunca había ocurrido con un perfil tan popular como el actual. En concreto los youtubers Golden Modz y Excentric, siendo llamativo el caso del primero con más de 1,7 millones de suscriptores, han sido demandados ante el Tribunal Federal de Carolina del Norte por “interferencia agraviosa” al publicar vídeos de sus trampas en Fortnite y por vender las herramientas para hacer trampa en su sitio web. En el documento de la demanda podemos leer que esta se realiza, aparte de por infringir la propiedad intelectual, por el siguiente motivo:

Los acusados están posteando vídeos en Youtube de ellos mismos y/u otros jugando y haciendo trampas en Fortnite. Aunque él clama ‘estar en contra de hacer trampas al jugar el modo competitivo de los videojuegos [y que él] sólo hace estos vídeos por el entretenimiento que ofrece [a la gente] en [su] canal’, Lucas usa los vídeos para demostrar y promocionar los hacks que vende, y redirigir a aquellos que ven los vídeos a las webs en las que los vende“.

Epic Games demanda y Golden Modz dice que…

En su defensa, Golden Modz se acoge a la interpretación de sus palabras durante los vídeos. Al parecer nunca hacía alusión directa a hacks de Fortnite, sino que aludía a supuestos “poderes mágicos que permiten a los usuarios ‘trolear’ Fortnite al matar a docenas de otros jugadores y ‘ganar’ la partida.” Obviamente, a Epic Games no le ha parecido nada mágico el título del vídeo: Fortnite Hacking with AIMBOT LIVE! (Aimbot & ESP)

Aunque la demanda se ha conocido recientemente, Golden Modz ya avisó del movimiento al publicar un vídeo en su canal titulado “I am getting sued by fortnite…” (“Fortnite me está demandando”). En el vídeo aclara que no es el único en publicar este contenido, pero si el único que está pagando por ello. También se defiende con el siguiente argumento: “casi siento que estoy siendo discriminado por Epic Games, sólo soy un niño que está haciendo vídeos de YouTube y mucha gente está disfrutando de esto”.

De momento deberá celebrarse el juicio para saber más de este caso, pero queda claro que Epic Games no va a controlarse a la hora de defender a la gallina de los huevos de oro, por lo que no sería de extrañar ver más noticias como esta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta