Compartir

Para muchos ha supuesto un alivio, para otros el fin de un bonito camino, pero lo que está claro es que el Cubo de Fortnite no ha pasado desapercibido para nadie y en la tarde de este pasado domingo tocó despedirnos de él, no sin que volviera a causar estragos en Poza Permeable.

Fue a finales de agosto cuando, a consecuencia de los últimos coletazo de la Grieta del cielo, apareció este misterioso Cubo en los alrededores de Oasis Ostentoso. Nadie parecía comprender lo que quería, pero su llegada supuso numerosos cambios en el mapa como la aparición de las zonas corruptas, los monstruos de Fortnitemares, y por supuesto la destrucción de Balsa Botín, dando paso a esta renombrada Poza Permeable.

Finalmente y pese a los rumores, no se encontró ningún Volcán en Balsa Botín que hubiese supuesto cambios mucho más severos en el mapa. Aunque creo que los que eran adeptos a caer en la casa de la rebautizada Poza Permeable no estarán de acuerdo con el hecho de que no ha cambiado demasiado, y es que en este nuevo mapa la casa y la Isla han sido volatilizadas por el Cubo, dando paso a un conjunto de pequeños trozos de tierra en los restos del lago, manteniendo los cambios que sufrió este al emerger el Cubo y la Isla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta