Compartir

No es extraño ver como cada cierto tiempo, ciertos sectores de la sociedad advierten sobre la problemática de la adicción a los videojuegos, sobretodo entre niños y adolescentes. Debido al éxito que ha tenido entre la población más joven Fortnite, una firma de abogados canadiense parece haber puesto en el punto de mira al juego de Epic Games.

A través de la representación de dos familias, según informa CBC, las cuales habrían tenido problemas con dos hijos que se habrían convertido en adictos a Fortnite. Una de las abogadas del bufete, Alessandra Esposito Chartrand, afirmó que «tras investigar a fondo, creemos que tenemos un caso fuerte«.

El caso se sustentaría en un precedente anterior resuelto por el Tribunal Superior de Quebec pero que poco tendría que ver con los videojuegos. Los jueces dictaminaron que las empresas tabaqueras implicadas no habían informado suficientemente bien sobre los peligros de consumir sus productos. Si bien, Esposito Chartrand centra la problemática en el deber de informar a los consumidores, los casos son bien diferentes. Consumir tabaco provoca problemas desde el punto de partida y jugar a videojuegos, si no se tiene una adicción, no genera ningún tipo de problema.

«Cuando crearon el videojuego, contactaron psicólogos para hacerlo lo más adictivo posible«, bajo esta afirmación, la firma de abogados busca sentar un precedente por el cual los videojuegos tengan la misma consideración que el tabaco y se deba advertir de los problemas derivados de su consumo.

Esta denuncia se reafirma con la noticia hace unos meses que, la Organización Mundial de la Salud, incluía la adicción a los videojuegos como enfermedad. Si bien, el organismo lo deja claro, solo la adicción a ellos es un problema, su consumo dista mucho de ser el foco del problema.

Todavía queda tiempo para que el caso se resuelva así que habrá que esperar con cautela lo que resuelvan los tribunales en cuanto a comparar Fortnite con el tabaco u otras drogas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta