Compartir
sprint correr jabali lobo Fortnite

De un tiempo a esta parte, es posible que hayas notado que algo ha ocurrido con las partidas de Fortnite. De repente no eres capaz de ganar una partida, cuando antes podía ser algo recurrente, y la habilidad de tus rivales te hace incluso desesperarte con el juego. ¿Qué ha ocurrido con el matchmaking?

Pues bien. Con la inclusión del modo Cero Construcción, Fortnite implantó cambios, supuestas mejoras, en su SBMM (Skill-based matchmaking), o lo que es lo mismo, el emparejamiento en base a las habilidades, para cruzarnos con jugadores de similares características. Lo cual se traduce en que ya no importa cómo de bien construyas, si no en la cantidad de asesinatos o asistencias (que en el juego a la suma de ambos se le conoce como eliminaciones) que consigas. Obviamente, si construyes bien, vas a conseguir ventaja y más de estas.

La habilidad constructora o las victorias conseguidas parecen aparcadas a un lado. Algo que en el modo Cero Construcción tiene mucho más peso. Sin embargo muchos usuarios están notando como desde mediados o finales de la Temporada 2 y durante esta Temporada 3 del Capítulo 3, el emparejamiento ahora no tiene ningún sentido, metiéndonos en partida con rivales que nos superan por mucho, no fallando ni una bala pese a que te encuentres en plena carrera zigzageante alternando saltos con deslizamientos, buscando coberturas.

Esto es algo que se potencia aún más cuando estás en Dúo, Tríos y Escuadrones. Muchos grupos de amigos empiezan incluso a hartarse del juego, viendo como el nivel general de las partidas les hace que alcanzar esa Victoria Magistral sea imposible. Y es posible que si hay mucha diferencia de habilidad entre los miembros de un mismo grupo, la derrota esté asegurada pues siempre se tirará a emparejar con rivales del nivel del mejor del grupo. Pero cuando todos son del mismo nivel aproximado, ya la cosa empieza a no oler bien.

Rivales mucho más agresivos, señal de su calidad al saber que te van a reventar. Con estrategias super estudiadas y medidas al milímetro para rushearte desde varios lados. Un aim que no tiene sentido, acertando todas las balas a cientos de metros con un arma sin mira. Estas son solo algunas de las cosas con las que ahora se enfrentan los usuarios de Fortnite, lo que nos hace preguntarnos: ¿Ha empeorado el matchmaking con tanta presunta mejora?

No hay comentarios

Dejar una respuesta