Compartir

Los días en los que rapiñear una invitación para jugar a Fortnite móvil quedan atrás y el Battle Royale de EPIC Games confirma que cualquier usuario de iOs podrá jugar libremente al juego solo con descargarlo, aunque los usuarios de android tendrán que espera.

El videojuego llegó de manera gratuita a móvil el pasado 12 de marzo y en solo tres semanas han comprobado errores, mejorado servidores y abierto la ‘beta’ con invitaciones a juego completo, aunque con matices.

El principal problema es que los usuarios de Android todavía no tienen disponible el videojuego y el segundo es que no todos los usuarios de Fortnite pueden jugar, ya que la potencia del modo con 100 jugadores hace que solo funcione en ciertos dispositivos.

Sí funciona con iPhone SE, 6S, 7, 8, X; iPad Mini 4, Air 2, 2017, Pro.
No funciona con iPhone 5S, 6, 6 Plus; iPad Air, Mini 2, Mini 3, iPod Touch.

La poca información que hay al respecto de la versión de Android deja entrever que no llegará con premura, aunque desde EPIC Games sí han confirmado que llegará antes o después.

Líder en más de 40 países desde su salida, ha logrado superar el millón de dólares en iOs solo en las primeras 72 horas, cifra muy destacada que todavía está lejos de gigantes como Pokémon Go (4,9 millones) o Clash Royale (4,6 millones), que destrozaron el mercado en sus cuatro primeros días disponibles en los iOs.

España es uno de esos países donde Fortnite ha revolucionado la escena por ejemplo en Twitch y en muchos de los streamers habituales en otros tantos videojuegos se puede comprobar, así como también en la clasificación de iOs, donde está por delante de PUBG (en el tercer puesto).

Las celebraciones de Fortnite se popularizan en el fútbol

 

Compartir
Artículo anterioraer0z entra a formar parte de Team Heretics
Artículo siguienteOrigen juega con el nombre de Expect
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta