Compartir

Parece claro que vivimos en una sociedad, dentro de una simulación, y es que algunos días parece inexplicable que podamos ver un Duo de Fortnite entre Ibai Llanos Aymeric Laporte. Pero eso fue lo que pudimos ver en esta pasada noche, disfrutando de como se terminaba sumando al escuadrón el bueno de Sergio Agüero.

Tras proclamarse campeones de la EFL Cup de este pasado domingo, venciendo 1-2 al Aston Villa, el a veces muy aleatorio destino quiso deleitarnos con la experiencia de anoche, pudiendo ser testigos del nivel de Laporte y Agüero, que claramente le dedican buena parte de sus horas libres, mostrando un nivel nada desdeñable y que bien valió alguna que otra Victoria Magistral.

Ver Jugando con los jugadores del Manchester City desde ibai en www.twitch.tv

Y todo comenzó el día del Real Madrid – Manchester City, en el que Ibai estaba tan seguro de una victoria blanca que se apostó el hacer un stream de 24 horas. Una retransmisión con la que terminó destrozado y destrozando en visualizaciones, pero que fue culpa o mérito de los jugadores del City, que terminaron asaltando el Bernabéu en el partido de ida.

Laporte no tardó en responder vacilando a Ibai, deseándole suerte en ese stream de 24h, y así se fraguó todo. El de G2 le retó a una partida de League of Legends, pero declarándose nulos en la materia, acordaron que finalmente se echasen unas cuantas partidas al battle royale de Epic Games. Una fiesta en Fortnite que no se quiso perder el Kun Agüero, y a la que también quiso asistir en un principio otro de los centrales del Manchester City, Nicolas Otamendi.

Durante más de dos horas, Ibai Llanos y Laporte destrozaron a más de uno, e incluso lograron llevarse alguna victoria con un claro carro del central. Y es que Ibai admitió que llevaba un par de años sin jugar a Fortnite, lo que se pudo comprobar en parte al ver que no tenía descubierto este nuevo mapa del Capítulo 2. Eso sí, pese a ello, no faltó que el propio Ibai se cobrara la venganza vacilando a Laporte acordándose de la enorme diferencia entre el Manchester City y el Liverpool de Jürgen Klopp en esta temporada.

Tras varias vaciladas mutuas, muchas risas, y algún que otro momento de infarto, apareció por fin Agüero, goleador en la final del pasado domingo. Aunque al Kun bien habría valido la pena mutearle en alguna que otra ocasión, dejándose llevar con alguna que otra faltada al rival en un momento de éxtasis, o de mosqueo al morir.

En general, toda una experiencia digna de ver, al menos por lo curioso que puede llegar a ser el mundo de las redes sociales y de los experimentos que nos permiten vivir como este extraño híbrido, en el que solo faltó el deseo de Ibai de que también jugase algún jugador del Real Madrid como Brahim Díaz, lo que faltó para calentar más aún el partido de vuelta de los octavos de Champions.

No hay comentarios

Dejar una respuesta