Compartir

Uno de los MTL más jugados de Fortnite: Battle Royale es Refriega por equipos. Bien porque les divierte, bien para calentar para jugar al modo de juego clásico, suele ser un modo fácil de acceder y que incluso puede servir de tutorial para los jugadores novatos. En un anuncio que ha pillado por sorpresa a la comunidad, Epic Games ha tomado la decisión de introducir un cambio que afectará al modo de juego de una forma bastante contundente.

Refriega por equipos ha pasado de tener 150 a 100 bajas por partida, como estaba hace un par de meses. De este modo, el número de bajas a conseguir se reduce en un 33%, dando lugar a partidas más cortas. Precisamente este ha sido el motivo con el que se ha justificado el cambio, aunque los desarrolladores de Fortnite no han entrado en detalles.

Opiniones enfrentadas

La comunidad no ha tardado en reaccionar al cambio y, aunque parece que mayoritariamente haya sido aceptado de buen grado, siempre hay cierta polémica cuando hablamos de novedades tan grandes. En el lado a favor de la actualización se encuentran aquellas personas a las que las partidas se le hacían demasiado largas. En este grupo encuadraríamos a aquellos que, como hemos dicho antes, utilizan Refriega por equipos para calentar.

En el lado contrario, curiosamente, la queja principal de los jugadores no va dirigida al modo de juego concreto, sino a la facilidad con la que otros jugadores abandonan las partidas. La solución parece clara para la mayor parte de la comunidad: que las misiones no cuenten si sales de la partida. Aunque estos no están solos, ya que aquellos que sí disfrutan de él e incluso es una de sus variantes de cabecera, han puesto el grito en el cielo por la desigualdad a la que se acaba llegando en los momentos finales de la partida, y que llega a dejar a ambos equipos en situaciones de veinte contra cinco.

 

Compartir
Artículo anteriorNintendo Switch Lite: precio, fecha y propiedades y la versión Pokémon
Artículo siguienteEl FestiMAL del Fuego llega a Hearthstone con numerosos premios
Periodista a tiempo parcial. Friki a tiempo completo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta