Compartir

Taylor Swift, Emilia Clarke, Lebron James y Ninja. No hay una lista que los ponga en orden, pero según la revista Time los cuatro están al mismo nivel, entre las 100 personas más influyentes del mundo en este 2019, una perspectiva que si aceptamos como tal introduce definitivamente a los videojuegos en su sistema.

No es que Ninja sea la representación máxima, ni mucho menos, de los videojuegos a nivel internacional, pero sí lo es de la figura exponencial que más se ha expandido en los dos últimos años, un ejemplo perfecto para explicar el crecimiento de una masa social que está cambiando la manera de entender el mundo.

Si hace tres años internet se movía al ritmo del humorista PewDiePie, en ese año entre las 100 personas más influyentes del mundo, ahora el rumbo lo ha atrapado el streaming online, llámalo Fortnite, Twitch o un cóctel perfecto en sintonía con la personalidad de Ninja.

En el artículo del Time el propio redactor, nada más y nada menos que el jugador de la NFL Smith-Schuster, se considera seguidor de los videojuegos y entiende que Ninja ha traspasado las fronteras más allá del online para darse a conocer ante una masa social mucho mayor, como ejemplifica su presencia en uno de los anuncios más importantes de la Super-Bowl o el directo desde Times Square en Año Nuevo.

Ahora está en una de las listas más prestigiosas del mundo junto a Donald Trump, Michelle Obama, Dwayne Johnson, Brie Larson o Ariana Grande entre otros, un estándar que varía con el paso de los años pero que bien podría establecerse con referentes dentro de los videojuegos a partir de ahora.

No hay comentarios

Dejar una respuesta