Compartir

Tras empezar a notarse los primeros seísmos sobre la isla de Fortnite, y a sabiendas de futuras y más potentes réplicas, un nuevo terremoto ha causado los primeros estragos importantes, quebrando parte del mapa.

De momento se trata solo de una, no tan pequeña grieta, cerca de Templo Tomate, pero a buen seguro esto es solo un aviso de lo que está por venir con el paso de los días. Nuevas zonas podrían verse afectadas, y probablemente con mayor magnitud que el terremoto que ha tenido lugar en este jueves 14 de febrero.

Esta grieta ya es perenne y perfectamente visible si subimos a la ladera al oeste de Templo Tomate. Al borde del río que separa la ubicación con los alrededores de Sociedad Sibarita. Y por el momento no parece que, más allá de lo estético de esta apertura, la zona haya sufrido cambios.

Pero como se esperaba desde hace días, nuevas réplicas están por venir, y de mayor potencia. Así lo auguran también algunos audios que se han vuelto a filtrar con esta actualización v7.14. Audios en los que se escucha perfectamente no solo el temblor de tierra, si no el sonido de la tierra resquebrajándose y posiblemente destrozando algunos elementos. De modo que habrá que estar pendientes de los futuros efectos de este terremoto.

Un destrozo que se sumará al incendio de Alameda Aullante causado por el Prisionero, que muy pronto iniciará su ritual para obtener la última y ansiada Fase 4 de la skin del desafío de Nevada. Eventos que, juntos, podrían dar pie a un desolador inicio de Temporada 8 en el que la isla podría no ser como hasta ahora.

No hay comentarios

Dejar una respuesta