Compartir

Blizzard no quiere que su juego de cartas decaiga y por eso se empiezan a suceder los balances de cartas. Desde la salida de la última expansión, ya se han balanceado dos veces las cartas, centrándose esta vez en especial en el cazador y paladines lo que demuestra la voluntad de la compañía de que su juego sea justo, retador y divertido.

Los últimos nerfs tras la salida de Arena de Rastakhan habían cambiado muy poco el meta de Hearthstone y eso beneficiaba a la clase de Cazador. Está se había colocado como como la clase más versátil y poderosa del juego de cartas de Blizzard pero los últimos balances han recaído precisamente sobre ellos.

Blizzard recalca en su comunicación a los jugadores que “Creemos que Hearthstone es más divertido cuando las estrategias están evolucionando constantemente. Las cartas básicas y clásicas han acabado siendo tan efectivas que dirigen los estilos de los mazos que se reconocen como viables en cada expansión”

Hearthstone

Está claro que Blizzard había detectado una superioridad excesiva y por eso se centra tanto en Cazador como en Paladín que a pesar de que sale tocado de este nerfeo, seguirán siendo esenciales en el meta del juego. Los profesionales se han mostrado satisfechos, veremos como reciben los jugadores estos cambios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta