Compartir

El meta del Auge de las Sombras se empieza a asentar una semana después de su salida y, como cada inicio de expansión, los mazos agresivos se ponen a la cabeza. Druida Tokens y Paladíns robots se han erigido como los mejores mazos para subir rangos en este momento, con dos arquetipos baratos que garantizan partidas muy rápidas.

Druida Tokens es un arquetipo clásico que siempre acaba volviendo. Con solo dos legendarias y cuatro épicas, es un mazo muy fácil de construir y aún más fácil de jugar. Gracias a Bellotera, Guardianas del camino o Marca del loa, es un arquetipo que ha vuelto con mucha fuerza, y que tiene en sus mejores herramientas Rugido Salvaje, Poder de lo salvaje o Alma del bosque. El mazo está basado en llenar la mesa de pequeños esbirros e ir mejorándolos gracias a la variedad de hechizos del Druida. Una buena salida puede darte la victoria en menos de seis turnos. Además, podemos incluir al Archimago Vargoth para que vuelva a lanzar un Poder de lo salvaje o una Bendición de los ancestros adicional.

El caso de Paladín robots es algo más especial, no siendo tan agresivo como de valor. El arquetipo empezó a ser viable tras la salida de Ejército Infinito de Kangor, en el Proyecto Armagebum. Ahora, con las nuevas sinergias de secretos, la mezcla de ambos conceptos lo ha convertido en un mazo con un valor brutal. El paquete de secretos, con Conocimiento oculto, Redención, Noble sacrificio, Centinela campanero, Hoja misteriosa y Espía atracasol tiene valor en sí mismo, pero además ciclan el mazo rápidamente para robar otras cartas más importantes. Las sinergias de robots con Engranaje Bélico, Plastabot, Mecahuevo, Ziliax y Cría Mecánica aportan mucha presencia en mesa y un Ejército Infinito de Kangor muy poderoso. El mazo se puede rellenar con Lente Prismática, muy útil para robar y lanzar esbirros potentes a coste de secretos, Tirion Vadin, una de las mejores legendarias por si misma, o Comandante Rhyssa y/o El Enterraóh, que potenciarán las sinergias de secretos y últimos alientos, respectivamente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta