Compartir

El parche 9.22 de League of Legends cambia su curso tras la perspectiva de 11 modificaciones a campeones, una reducción a solo nueve según las primeras previsiones en el PBE, una tentativa que por ahora no es oficial, pero que se acerca a lo que será el último gran giro antes de la pretemporada.

Con el foco puesto en la botlane, Riot plantea 11 cambios antes del trasvase a la nueva temporada con la introducción de los elementos en sus diferentes juegos, una última oportunidad que se quedará solo en rankeds y no tocará el competitivo, de ahí las menciones a Ashe, Kai’sa o Xayah.

Sorprende que de la lista de prueba se queden fuera Malphite y Sejuani, por lo que sus cambios se podrían acercar más a corrección de errores, si no esas estadísticas se probarían directamente en el PBE, aunque habrá que esperar al cierre el ciclo el próximo 7 de noviembre con la inclusión del parche en el cliente.

Buffs del parche 9.22

Kalista: a partir de ahora la pasiva de su W tendrá más daño de la vida máxima de Kalista y su Juramento y crece de 5/7.5/10/12.5/15% a 10/12/14/16/18% (de esa vida máxima). Además la duración se incrementa y pasa de 3 a 4 segundos.

Sylas: es el personaje al que más toca Riot en esta propuesta de parche 9.22. Mejora la regeneración de vida base (7 a 9) y además su regeneración con el escalado de nivel. La resistencia mágica también mejora de 36.1 a 39, pero sobre todo la reducción de maná de la W, de 50/55/60/65/70 a 40/45/50/55/60.
Nerfs del parche 9.22

Ashe: la W incrementa su coste de maná y pasa de 50 a 70.

Blitzcrank: había que debilitar la Q de Blitzcrank tras los últimos cambios y ahora baja su ataque, aunque en los primeros niveles seguirá teniendo el mismo de 80/135/190/245/300 a 80/130/180/230/280.

Kai’sa: el daño de cada misil de su Q baja del 30% al 25% y el daño máximo se verá reducido un 10% sin evolución y un 13% tras la evolución.

Kayle: la Q pierde fuerza desde el inicio y será más débil en todos los niveles en cuanto a daño, de 70/115/160/205/250 a 60/100/140/180/220. Al mismo tiempo el coste de su W crece también con el escalado, de 60/70/80/90/100 a 70/80/90/100/110.

Nautilus: está roto y había que solucionarlo desde la ulti con un bajón potente en el daño base de 50 en los tres niveles, de 200/325/450 a 150/275/400.

Pantheon: es sin duda uno de los campeones más baneados en el Mundial y con más necesidad de modificaciones. Su Q pierde reducción de daño (de 20% a 30%) y la W ahora no ganará velocidad en el dash con botas, uno de los mayores nerfs del parche.

Xayah: la velocidad de ataque de la W con las plumas desciende de 40/7.5/55/62.5/70% a 35/40/45/50/55%.

Compartir
Artículo anteriorFaker tendría más skins que 12 campeones si gana Worlds 2019
Artículo siguientePrograma 1 de 1v9, el hype del G2 vs SKT
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta