Compartir

Cada vez son más las organizaciones de deportes tradicionales que se lanzan a crear competiciones y eventos de eSports. En España hemos visto como la RFEF se lanzó con una Copa de Fifa y en esta ocasión ha sido la Liga de fútbol australiano (AFL) la que se ha aliado con Riot Games.

Ambas han llegado a un acuerdo para llevar un torneo a un estadio de primer nivel en Mebourne, este sería el Etihad Stadium que es propiedad de la entidad australiana, con capacidad para 50.000 espectadores. Además, el acuerdo estaría destinado a «construir nuevas posibilidades, incluído un estudio destinado a los eSports en Melbourne«.

El evento consiste en un fin de semana All-Star, «League of Origin«, en el que jugadores de la OPL australiana son elegidos para representar a sus regiones. Se trata del segundo año que se realizaría el evento.

Los esfuerzos de la escena australiana no se limitan a los acuerdos y el evento. La AFL ya ha demostrado su deseo de que todos los equipos sigan el camino de Essendon Bombers y Adelaide Crows, y actuen o como espónsor o creen sus propios equipos de eSports.

Daniel Ringland, encargado de la sección de Oceanía de Riot ha explicado que «la AFL es un liga de clase mundial y aspiramos a tener los mismos niveles de excelencia para nuestros jugadores profesionales y fans de League of Legends«.

Compartir
Artículo anteriorSe desvela como se fraguó la idea de Fortnite: Infinity War
Artículo siguienteBlizzard anuncia cambios en Hearthstone tras el HCT

No hay comentarios

Dejar una respuesta