Compartir

En esta temporada no le sale absolutamente nada bien a Counter Logic Gaming. El farolillo rojo de la LCS tras encadenar cuatro derrotas consecutivas, conseguía una trabajada victoria el pasado sábado. Pero cuando estuvieron a punto de firmar una semana perfecta, un sensacional backdoor acabó con sus esperanzas sellando la victoria para Immortals.

CLG lo hizo casi todo bien en el partido, dominando a un equipo que está rompiendo los pronósticos con unos espectaculares Eika y sOAZ. Aunque la estrella del encuentro fue el tirador Altec, que lograba aprovechar la distracción, en parte creada por el propio CLG, para colarse en base rival sin oposición… hasta que ya fue demasiado tarde.

Ver LCS Spring: Team Liquid vs. Golden Guardian desde LCS en www.twitch.tv

Corría el minuto 39′ de partida, y era el momento de matar el encuentro. CLG contaba un Aatrox muy dominante, el daño de Rumble, y una Miss Fortune casi imparable una vez que llega a su power spike. Además contaban a su favor con la que quizá sea el Alma de dragón más rota del juego como es la de Océano, el momento propicio para pelear.

Limpiada la oleada de medio, donde se encontraban los diez jugadores, CLG se lanzó al pit del Nashor para baitear a Immortals, aprovechando Ruin y Crown para buscar la emboscada desde ambos lados del río, a la vez que Smoothie zoneaba y Wiggly y Stixxay bajaban la vida del Barón. Immortals entraba a pelear y Hakuho no tardaba en morir. Todo parecía de cara, incluso cuando sOAZ le tiraba la cabra a dos rivales y volvía a pararles con una carga a otros tres. Eika desaparecía del combate, y eso hacía saltar las alarmas… Altec no estaba en la teamfight, si no tirando el primer inhibidor. Los otros tres miembros se bastaron para cortar los backs, aún a coste de sus vidas, mientras tirador y medio ya habían solventado el trabajo para cerrar una nueva victoria a favor de Immortals y con un backdoor que en CLG tardarán en olvidar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta