Compartir

El paso lógico de una de las infraestructuras más potentes en los esports finalmente es oficial y es que RFRSH Entertainment, hasta ahora la compañía encargada de gestionar todo lo relacionado con los dos clubes además de la BLAST Pro Series, se divide para quedarse por un lado con las competiciones y por el otro con los equipos mediante RFRSH Teams.

La división de RFRSH toma forma con la confirmación del CEO Nikolaj Nyholm en HTLV, confirmando que la empresa necesitaba dividir su foco para centrarse por una parte en los equipos y por la otra en la competición, una separación que reorganizará la manera de trabajar.

Con RFRSH Teams como nombre temporal, Nyholm aclara que RFRSH Entertainment se centrará solo “en la BLAST Pro Series y otras propiedades relacionadas con BLAST” y aclaró que “las partes importantes de los equipos y torneos que estaban en la misma organización ya se han separado”.

La idea era potenciar cada perfil competitivo sin que se estorbaran las dos partes, porque cierto número de trabajadores en posición de influencia, entre ellas el propio Nyholm, estaban orientados entre una cosa y otra, algo que con esta división se separa para que esas responsabilidades no se mezclen en ambso proyectos. Eso sí, esta división todavía no se ha realizado al completo y hay trabajadores que siguen entre dos aguas.

La situación entre las dos compañías está en un punto de reestructuración del accionariado que se solucionará definitivamente con el Major del StarLadder Berlin del próximo 23 de agosto, día definitivo en el que ambas trabajarán independientemente de la otra.

Con esta idea se intentará además potenciar el interés para que los inversores apuesten de lleno tanto por Astralis como por Origen y dividan así su decisión de lo que esté relacionado con RFRSH Entertainment, una manera de separar el mensaje para los inversores, fans y público en general.

Curiosamente este movimiento llega después de ciertas críticas hacia la organización por el supuesto conflicto de intereses que la gestión de torneos podría tener respecto a Astralis, aunque el propio Nyholm insiste en que el movimiento lleva mucho tiempo planteado en su ecosistema, en concreto desde hace dos años, donde plantearon que Astralis debería ser una propiedad común.

El CEO de RFRSH defiende además que Astralis ahora es un negocio más que rentable y con un ecosistema único en los deportes electrónicos por el lugar que se ha ganado en la élite del CS:GO, una situación única para todos esos inversores que quieran incorporarse a uno de los mejores equipos del mundo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta