Compartir

En toda la temporada de la LEC, Rogue no se había visto en una igual. El mejor HeaQ de los últimos años tiraba de espíritu Roccatiano pícaro, levantando un duro encuentro que poco a poco tuvieron en su mano. Todo hasta que surgió la maravilla del italiano Jiizuke con un extraordinario backdoor que vale su peso en oro.

El early fue dominio absoluto de Team Vitality, con un Mowgli abusando de Kikis a un nivel casi insultante, pues el jungla polaco era incapaz en muchos momentos de farmear su propia jungla ante el acoso rival. Y ya se sabe lo que ocurre cuando Vitality se lleva el early.

Sin embargo el buen trabajo de Sencux ante un Jiizuke que pasaba desapercibido, mantenía a Rogue cerca del marcador. Los de fredy122 se lo creían cada vez más, y HeaQ comenzó a dar espectáculo destrozando a Attila y a cualquier rival que se le pusiera en medio, siempre con la ayuda de su fiel escudero y semifinalista del mundo, Wadid.

El farmeo del estonio era una auténtica locura, y a ello se le sumó Kikis a una fiesta que pintaba muy bien para el primer triunfo de Rogue en esta LEC. En todo este tiempo, y picando poco a poco, Jiizuke splitpusheaba hasta llegar a base. Y en el momento de la verdad, cuando Rogue asediaba para tirar inhibidor, Jiizuke se colaba en base rival con un sensacional backdoor con doble teleport mientras Jactroll cortaba los backs de manera heroica. En apenas uno segundos caía el nexo, y Vitality sumaba una valiosa quinta victoria con la que igualar al Schalke 04 en la estela de un G2 Esports que continúa invicto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta