Compartir

Prácticamente nadie emplea la nueva runa reforjada Depredador actualmente. Electrocutar se ha impuesto de forma abrumadora en la rama de Dominación tanto para la mayoría de asesinos de la mid lane como para los de la jungla. Tan solo Hecarim hace buen uso de esta runa debido a su sinergia con la velocidad de movimiento. Por ello, Riot Games ha decidido mejorar sus estadísticas.

Tampoco se trata de un buff especialmente significativo, pero sí servirá para facilitar los ganks tempranos de varios junglas. Actualmente, Depredador contaba con un enfriamiento entre los 180/120 segundos, dependiendo del nivel. En el PBE, el enfriamiento se ha reducido hasta los 150/100 segundos, lo que supone 30 segundos menos en los primeros niveles. Esto permitirá a los junglas ser efectivos en sus ganks con mayor cadencia. Además, el daño base se verá incrementado hasta 180 (de 140 actual) en los últimos niveles.

Quizás haya mid laners, como Talon, que gracias a su potencial de rotación a otras líneas, hagan buen uso de esta runa reforjada. Sin embargo, Electrocutar, que inflige un daño considerable y cuenta con un enfriamiento mucho más reducido, resulta más viable en línea.

Por otra parte, debido a las nuevas runas reforjadas, las torretas caen demasiado rápido en muchas ocasiones. Richard Henkel (Riot Maple Nectar) ha comunicado en un post que las torres serán más resistentes en el parche 7.23, pero no será algo muy drástico.

Se prevé que el parche 7.23, que seguirá configurando la pretemporada, aterrice en los servidores oficiales durante la próxima semana. Previsiblemente, la nueva actualización llegará a lo largo de la madrugada del martes 21 de noviembre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta