Compartir

Si algo caracteriza a los juegos de Riot Games es que nunca han sido un Pay to win o pagar para ganar, en League of Legends puedes adquirir aspectos, emoticonos o iconos pagados con dinero real, aunque a través de la inclusión Hextech también puedes conseguirlos sin hacerlo, en TFT podrás personalizar tanto la minileyenda como la arena pero en ninguno de los casos tendrás beneficios en el juego. Legends of Runeterra, el nuevo juego de cartas de Riot no iba a ser menos.

El nuevo sistema para la obtención de nuevas cartas será semanal a través de la caja, y este recompensará las horas jugadas, es decir, se premiará el tiempo invertido dentro del juego en cualquiera de los modos disponibles en el mismo, a más tiempo mejores recompensas.

Así, cada paso que avancemos dentro del juego vendrá acompañado de mejores cartas, las cuales podrán ser cada vez más interesantes hasta conseguir el nivel 10 que nos proporcionará siempre un campeón. También podremos obtener los llamados comodines, estos se pueden transformar en cualquier carta que deseemos.

En el caso que decidamos conseguir cartas con dinero real también lo podremos hacer comprando estos comodines aunque con una peculiaridad, están limitados para no desbalancear el juego.

También estará disponible el Pack Inicial, que contiene 66 cartas, 11 por cada facción en la que no se encuentran legendarias, para comenzar desahogado el juego con un precio de 650 monedas.

Más tarde sí que podremos personalizar aspectos como dorsos, emoticonos, mapas, iconos y demás elementos a través de dinero real, aunque esto no empañaría la experiencia competitiva.

El legendario juego de cartas Magic ya utilizó esta estrategia aunque muchos otros como el caso de Hearthstone no, esto ha sido todo un aliciente para los invocadores a la hora de arrancarse como jugadores de Legends of Runeterra y construir un futuro circuito competitivo donde todos puedan arrancar con las mismas posibilidades.

No hay comentarios

Dejar una respuesta