Compartir

El primer partido de los Worlds de League of Legends se preveía como una auténtica batalla entre Europa y Norteamérica en los nombres de G2 y CLG. El conjunto europeo llegaba como favorito y tras bajarse del trono del viejo continente, pero no supieron controlar el macrogame ante un Counter Logic Gaming que dio la primera sorpresa del Mundial.

Con unas alineaciones más extrañas de lo previsto (con una Poppy en manos de Darshan), el early game estaba llamado para ser europeo, pero las buenas rotaciones en los primeros minutos de los norteamericanos fueron fundamentales. Ocelote habla de nervios, aquellos que tras tantas horas previas deberían quedar de lado en una fase de grupos determinante en la que apenas hay segundas opotunidades.

El Olaf de Xmithie estaba en las ocho primeras kills de la partida, dominando la jungla de todo un Trick que parecía haber olvidado el bufo de ser el mejor jugador de toda Europa a pesar de un buen primer gankeo. Los objetivos empezaron a caer pronto, el mapa era de CLG y de ahí que no se vieran las habituales peripecias de los de Youngbuck.

El nashor fue el mayor ejemplo de ello. CLG se fue directo a por el bufo aprovechando la escasa visión de los europeos y la clave la tuvo precisamente una Poppy que estaba siendo superada en farmeo por Expect, pero que tenía un par de ases bajo la manga para zonear y permitir un movimiento indispensable. No tiraron inhibidor, pero pushearon, tiraron dos torretas y definieron una partida imposible de remontar.

 

Compartir
Artículo anteriorCrónica del día 1 de los Worlds
Artículo siguienteINTZ da la sorpresa del Mundial y destroza a Edward Gaming
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta