Compartir

Lejos de tener un protagonismo como el de Sylas, Neeko lo está teniendo más difícil para encontrar su lugar en el meta competitivo, siendo probada en los tres carriles buscando donde puede encajar mejor la camaleona. Y después del gran debut en LCS a manos de Broken Blade, muchos ya esperan verla con mayor frecuencia.

Y al principio no lo tuvo fácil, pues Cloud9 focuseaba al toplaner para dar recursos a Akaadian, algo que de poco sirvió pues tras abandonar su línea, Neeko se convirtió en un terror para los enemigos y las torres. Broken Blade se gustaba, pero más lo hacían Bjergsen y Zven. Cloud9 era incapaz de defenderse ante el pokeo de Zoe, Varus y la propia Neeko. Y al minuto 31 caía la primera torre de nexo a la espera de un segundo y definitivo asedio.

Sin embargo pasaron los minutos, y al 37′ Team SoloMid aseguraba un nuevo Nashor ‘intercambiado’ por el Dragón Anciano, algo que tampoco iban a permitir, robándolo Akaadian de manera heroica. Y con todo en contra, la base destruida, y la presión del doble buffo, Svenskeren se puso la capa de héroe para morir, pero cazando a Zoe. Sin el midlaner, el focus fue Neeko y tampoco tardaron en caer Varus y Tahm Kench. Un fatídico minuto 40′ en el que segundos antes todos apostaban la victoria de TSM, pero tras esa pelea, Cloud9 arrasó la base rival para sumar su octava victoria consecutiva en esta LCS. El único capaz de seguir la estela de un imparable Team Liquid.

Pese a la derrota, Broken Blade demostró el potencial de Neeko. Todo un incordio en línea ante el Aatrox de Licorice, ganándole cómodamente en farmeo, y funcionando de maravilla de cara a splitpushear, generando mil recursos tanto para iniciar como para el disengage en caso de necesitarlo. Ahora tocará esperar quién será el siguiente en aventurarse a elegir a la campeona, y si de verdad tiene posibilidades en el actual meta.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta