Compartir

El último encuentro de cuartos de final de los Worlds 2017 nos reservaba otra intensa serie en la mañana de domingo. Cloud9, que se alzaba como la última esperanza occidental, se enfrentaba a unos Team WE que no habían terminado de convencer tras su desempeño en el Play-In y en el grupo D. Por delante se preveían bastantes mapas de ritmo caótico, y los pronósticos se cumplieron a rajatabla.

Team WE se recompuso de un inicio de serie bastante pobre

Comienzo redondo de Cloud9 en el primer mapa. El pick de Aurelion Sol resultó fundamental para ejecutar rotaciones muy tempranas, leyendo los movimientos de Condi y sacando buen provecho de ellos. Jensen mostró un nivel sensacional con este campeón. Fue prácticamente omnipresente en todo el mapa durante los primeros minutos, aunque no brilló mucho más en las siguientes etapas de la partida.

Cloud9 perdió buena parte de su ventaja en una extraña pelea en el río, donde los chinos  cazaron a Smoothie y Jensen. El equipo norteamericano siguió con su sucesión de despropósitos para echar por tierra todo lo logrado durante los primeros 15 minutos de partida. Su composición dependía en exceso del daño prolongado procedente de Aurelion Sol y Caitlyn, por lo que Team WE trató de atraparlos con todas sus herramientas.

Sin embargo, el equipo chino quiso finiquitar la partida demasiado pronto y Cloud9 se revolvió para impedirlo. Xiye cometió varios excesos de confianza que prolongaron la partida. Finalmente, cuando C9 quiso castigar la falta de Destello por parte de Mystic, Sneaky cayó y los americanos se quedaron sin ideas. Team WE utilizó un último envite tras esto para sumar su primera victoria.

Otra primera sangre de Cloud9 tras una espectacular jugada de Contractz con Jarvan IV adelantaba a los norteamericanos. Aun así, volvieron a desperdiciar el buen early game cosechado por su jungla. Team WE priorizó los objetivos y, con cazadas puntuales, fueron distanciándose en el marcador.

Impact, jugando con un sorprendente Singed en el splitpush, atrajo demasiada atención por parte de los chinos, movimiento que aprovechó C9 para hacerse con el Nashor al minuto 20. Contractz (100% de participación en kills) y Jensen lideraron a su equipo en las teamfights posteriores. Gracias a su actuación, C9 no perdió las riendas de la partida, mientras que Team WE comenzó a desesperarse.

Lo cierto es que la combinación entre Jarvan IV y Orianna resultó muy sencilla de ejecutar para Cloud9. Los chinos no pudieron hacerle frente y terminaron sucumbiendo en una pobre actuación por su parte. La serie llegaba al primer empate en su marcador, lo que seguía pronosticando una alta tensión en los mapas que estaban por venir.

Error clamoroso de Cloud9 en los primeros minutos al intentar un gank sobre 957. Impact le concedió la primera sangre al toplaner rival. El caos volvió a reinar sobre la Grieta una vez más y los norteamericanos se sintieron más cómodos bajo esta situación. De hecho, Sneaky y Smoothie se llevaron la vida de sus rivales en un importante 2v2 que decidió buena parte de la partida.

El tirador norteamericano se hinchó considerablemente gracias a ello. Aunque xiye representaba una amenaza para C9 con su Jayce, sus intentos por atrapar a Sneaky terminaron costándole muy caro a los jugadores chinos. Haber perdido la botlane les desmoronó por completo. De hecho, Team WE no consiguió derribar ni una torreta en este nefasto mapa.

Jensen y compañía presionaron al máximo a sus rivales, encerrándolos en su base en apenas 20 minutos. Tan solo cinco minutos después, la partida se había acabado y el descalabro chino estaba a una partida de convertirse en realidad.

C9 perdió fuelle en el tramo final de la serie

Team WE mostró una imagen (y composición) bien distinta en su mapa crítico. Condi, a manos de Jarvan IV por primera vez en la serie, catapultó a sus compañeros en el early game. Mystic y xiye se vistieron con el mono de trabajo para castigar continuamente a sus enemigos. Ben, Condi y 957 fueron de gran ayuda con sus iniciaciones.

Cloud9 se mostró muy pasivo al verse por detrás en el marcador, lo que le facilitó la tarea de distanciarse al equipo chino. Con paciencia y sin cometer demasiados errores, Team WE derribó los inhibidores enemigos y, tras dos Nashors, cerraron la partida mostrando una imagen más sobria. Nos íbamos al enfrentamiento definitivo.

Respeto mutuo en los primeros compases de la partida. Esta calma se rompió con la primera sangre que consiguieron Contractz, Impact y Jensen. No obstante, el toplaner de C9 dejó solo a 957 en la línea superior. Por ello, Team WE se llevó la primera torreta muy rápido.

Cloud9 siguió intercambiando kills por objetivos, lo que mantuvo el marcador de oro igualado, pero favorecía a Team WE a largo plazo. Aunque C9 logró atrapar a Mystic, toda la protección que rodeaba al tirador chino impidió que los norteamericanos sacasen provecho de estas jugadas. Su principal condición de victoria estaba siendo denegada por completo.

Asediar la base norteamericana fue realmente sencillo para Team WE, que poco a poco fue mermando las defensas de C9. Además, los chinos contaban con tres dragones infernales en su haber, dejando sin opciones a sus rivales. Las últimas torres de la base de C9 terminaron cayendo por la presión de los súbditos con el Nashor. Norteamérica tan solo pudo ver cómo su nexo era derribado sin poder plantear oposición.

Así pues, Team WE certificó su pase a las semifinales de Shanghai, donde se enfrentará a Samsung Galaxy. No obstante, el conjunto de la LPL mostró varias carencias que no permiten depositar muchas confianzas para la serie del próximo fin de semana. Por tanto, las semifinales, que contarán con dos equipos chinos y dos coreanos, no tendrán cabida para los equipos occidentales. Europa y Norteamérica se quedan en cuartos de final.

Compartir
Artículo anteriorEl próximo campeón de League of Legends podrá dormir a los enemigos
Artículo siguienteLos horarios de las semifinales de los Worlds 2017 de LoL

No hay comentarios

Dejar una respuesta