Compartir

Duelo trascendental, puesto que los jugadores de ROCCAT debían derrotar a los invictos G2 eSports para mantener sus opciones de clasificarse a los playoffs. Por su parte, los de Ocelote afrontaban su último encuentro con muchas posibilidades de firmar un nuevo split perfecto.

Los pumas salieron con todo en el primer mapa. Betsy se arriesgó con un Nasus en la midlane que, en primera instancia, parecía funcionar. Además, la agresividad de Maxlore mantuvo a ROCCAT muy cerca en el marcador de oro, aunque los miembros de G2 ostentaban un farmeo sublime.

Un Nashor a escondidas por parte de G2 rompió la igualdad instaurada previamente y la partida se decantó para los de Ocelote de forma brusca. Los pumas perdieron la concentración y comenzaron a efectuar rotaciones cuestionables que G2 supo castigar. De esta forma, y tras otro Barón Nashor, ROCCAT sucumbía y sus opciones se reducían a dos victorias consecutivas (1-0).

En el segundo mapa, ROCCAT no acusó la derrota previa. Betsy mostró muy buen nivel con Ryze, pese a los continuos nerfeos que había sufrido el campeón. No obstante, la botlane de G2 dominó contundentemente a la de los pumas, por lo que Hjarnan se quedó muy por detrás.

Además, Trick volvió a demostrar su superioridad sobre Maxlore, y es que el jungla de ROCCAT estuvo desaparecido durante todo el enfrentamiento. Por fortuna para los pumas, tanto Betsy como Phaxi se echaron el equipo sobre sus espaldas para causar cierta incomodidad en las filas de G2 con el paso de los minutos.

Aun así, Perkz y compañía se hicieron con el Barón Nashor rápidamente, aprovechando un despiste rival. Una vez más, ROCCAT estaba contra las cuerdas pero, pocos minutos más tarde, una sorprendente cazada sobre Mithy otorgaba a los pumas la superioridad necesaria para conseguir el siguiente bufo del Nashor y prolongar sus opciones.

Hjarnan y Maxlore se recuperaron y, junto al resto de compañeros, comenzaron a suponer una amenaza para sus rivales. Gracias a ello, ROCCAT ejecutó una buena teamfight con la que abrieron la base de G2. Los de Ocelote empezaron a cometer severos errores con los que fueron dejando escapar la partida. Finalmente, otra gran pelea de los pumas les bastó para obrar la remontada y seguir soñando con los playoffs (1-1).

ROCCAT obró la hazaña bajo el asombro de todos

Tensión máxima en el tercer mapa, y es que G2 eSports podía quedarse sin su split perfecto. La partida comenzó con mucha acción y ambos equipos se llevaron dos bajas en la botlane. El ritmo se pausó ligeramente tras esta jugada, aunque Trick siguió buscando ganks incesantemente sobre a sus rivales y tanto Expect como Perkz lo agradecieron.

No obstante, la composición de los pumas estaba destinada a escalar mejor en los minutos tardíos. Por este motivo, ROCCAT decidió centrarse en la consecución de objetivos para preservar la equidad. Con el transcurso de los minutos, las teamfights comenzaban a resultar favorables para ROCCAT gracias, en gran parte, al Swain de Betsy y a una estelar actuación de Wadid con Alistar

El nerviosismo comenzaba a hacer mella en los miembros de G2, especialmente cuando los pumas les arrollaron en una batalla para posteriormente apoderarse del bufo del Nashor. Paulatinamente, se iba confirmando la hazaña de ROCCAT. Tan solo un asedio más necesitaron los de Betsy para, en solo 27 minutos, aniquilar a sus rivales y así obrar el milagro (2-1).

G2 eSports dejó escapar el split perfecto en su último encuentro de la temporada y con varios errores que corregir. Por su parte, ROCCAT se convierte en el mejor equipo de la segunda vuelta, con una racha de 6 victorias consecutivas y habiendo vencido a todos sus rivales de grupo en la segunda mitad de competición. Gracias a ello, sus opciones de playoffs se basan en que Fnatic no derrote a Misfits. Si los de Rekkles pierden, sería la primera vez que Fnatic se quedase fuera de unos playoffs en la LCS EU.

No hay comentarios

Dejar una respuesta