Compartir

Sonaban tambores de guerra en Shanghái. Las semifinales de los Worlds 2017 arrancaron en la ciudad china con una serie muy esperada: SKT T1 contra Royal Never Give Up. Este enfrentamiento se presentaba especialmente igualado, ya que los vigentes campeones no acudían en su mejor momento de forma, mientras que RNG contaba con un Uzi descomunal hasta el momento.

La eliminatoria se desarrolló tal y como estaba previsto: de forma larga y disputada. Aunque algunos mapas estuvieron decantados desde el principio, los pronósticos se repartieron equitativamente a lo largo de los cinco mapas que hicieron vibrar al público allí presente.

Sufren como nunca, ganan como siempre

En el mapa inicial, llegó muy temprana la primera sangre para Mlxg, que quiso acosar a Huni (Gangplank) antes de que este disfrutase de sus Cítricos. Los chinos se adelantaron en el marcador gracias a la proactividad de su jungla con Sejuani. Esto colocó a Uzi en una posición muy cómoda con su Twitch, ya que apenas sufrió en fase de líneas. Wolf se mostró muy pasivo con Blitzcrank, aunque esta falta de iniciativa la experimentó todo SKT.

RNG labró su ventaja a pasos agigantados y, pese a enfrentarse a unos especialistas en remontar diferencias negativas, la partida no peligró en prácticamente ningún momento para ellos (aunque SKT sí dio algún susto cazando a Uzi). Ming ofreció un auténtico recital con Janna, denegando toda la iniciación de SKT y permitiendo que tanto Uzi como Xiaohu golpearan a placer.

El conjunto chino pisó el acelerador tras diez minutos de cierta descoordinación. Una vez Uzi logró posicionarse en el lugar indicado para sorprender a Bang y Wolf, a SKT se le acabó la partida. Con un ritmo imponente, RNG colocaba el 1-0 en el marcador. No obstante, quedaba mucha serie por delante.

Uzi y Ming sufrieron mucho más en la fase de líneas esta vez. Wolf siguió emulando a IgNar y apostó por Leona para el segundo mapa, con la cual resultó más relevante. Esto sentó realmente bien en las filas de SKT, que fueron distanciándose con contundencia. RNG se vio muy castigado y tuvo que ceder varios objetivos para no dar por perdida la partida.

No obstante, Letme salvó la situación en una errática iniciación de SKT, especialmente por parte de Huni. El toplaner de RNG se llevó una espectacular doble kill con el Peñascazo de MegaGnar que enfervorizó al público. Faker, aun así, resultó providencial para que su equipo no se desmoronase tras esta jugada. El mid laner coreano ayudó en todas las iniciaciones que intentaba RNG sin importar el lugar del mapa en el que se produjeran.

El Nocturne de Mlxg no resultó nada efectivo para RNG. Las pocas cazadas que el equipo chino intentó con este campeón fueron rápidamente denegadas por Huni o Faker. Ante esta tesitura, Uzi no pudo escapar de la superioridad coreana. SKT empataba la serie con una imagen mucho más convincente.

Vayne y Ryze saltaron a la Grieta por parte de RNG. Aunque todas sus líneas parecían ser desfavorables, Mlxg trató de compensar esto con su ayuda. Xiaohu fue el primero en beneficiarse del apoyo de su jungla, y Uzi fue el siguiente. No obstante, la resistencia de SKT mantuvo la igualdad durante los primeros minutos.

Las trifulcas que se produjeron al finalizar el early game fueron tremendamente ajustadas, aunque, a posteriori, iban a favorecer a RNG. Esta ligera ventaja que consiguió el equipo chino se acrecentó en cuanto la partida llegó al minuto 20. En ese momento, la Vayne de Uzi, con dos ítems, destrozó a SKT.

Los tanques coreanos apenas soportaron el daño del tirador rival que, con Taric a su lado, dirigió a su equipo hacia una victoria muy importante para su moral en apenas 23 minutos. SKT se volvía a encontrar a tan solo una serie de caer eliminado. La cara de Bang hacía presagiar un drama que estaba muy cerca de consumarse, pero no llegó a convertirse en realidad.

Dos cazadas sobre Mlxg en torno al Nashor condenaron a RNG

La calma inicial de esta partida crítica solo estuvo protagonizado por el duelo en la jungla. Peanut, que reemplazó a Blank, fue castigado continuamente por Mlxg y Xiaohu, que aprovecharon su presión en el carril central para invadir. Bajo este ritmo pausado, RNG sacó ventaja de jugadas muy puntuales gracias a movimientos inteligentes, pero SKT priorizó los objetivos.

Como en las anteriores partidas, los chinos procuraron que las kills cayesen a manos de Uzi, aunque no estaba todo decidido. Una cazada sobre Mlxg permitió a SKT dominar la zona del Nashor. Cuando RNG trató de impedirlo, los coreanos les vapulearon para tomar las riendas de la partida. El equipo de la LPL frenó el ímpetu de sus rivales combinándose a la perfección en la defensa de su propia base, pero esto no fue suficiente.

SKT obligó a Uzi a gastar su Destello en una jugada posterior y, pocos instantes después, se lanzaron contra el tirador chino, la única amenaza real para ellos. Con Uzi caído, los vigentes campeones pudieron derribar la base de RNG y forzar así la quinta partida. SKT lo volvía a hacer ante condiciones adversas.

El pick de Lee Sin por parte de Mlxg asombró a buena parte del público, pero lo cierto es que apenas tuvo impacto. SKT se vistió con el mono de obra, activó el piloto automático y fue encerrando a RNG mediante rotaciones efectivas. Faker, omnipresente una vez más, fue el eje de la maquinaria coreana.

La lucha por controlar las oleadas se prolongó más de 20 minutos con una calma muy tensa. El Nashor comenzaba a presentarse como un objetivo vital para ambos equipos y SKT se impuso en este aspecto estratégico. Los coreanos cazaron a Mlxg de nuevo y, tras la inexplicable decisión de conservar el Destello por parte del jungla chino, RNG perdió buena parte de sus opciones. SKT jugaba en su terreno.

Así pues, el gigante coreano se encarrilaba hacia otra sufrida victoria. RNG echó muy en falta Mlxg, totalmente desaparecido en la partida. Tras hacerse con el Dragón Anciano, una sensacional iniciación de Huni con Gnar sentenció la serie. SKT sufrió considerablemente una vez más, pero sigue sin sucumbir en los Worlds 2017.

Los vigentes campeones vuelven a participar en las finales de un Mundial por cuarta vez en su historia y por tercera vez consecutiva. Mañana se jugará la otra semifinal, Samsung Galaxy contra Team WE, y se podrá conocer si la gran final es la reedición de los Worlds de 2016.

No hay comentarios

Dejar una respuesta