Compartir

La LCS norteamericana es un modelo de negocio que funciona y los datos lo confirman, entre muchos otros es la tercera liga deportiva profesional más popular entre jóvenes de 18 y 34 años y contaron con más de 53.000 fanáticos en directo, aunque estos solo son algunos registros significantes.

Desde aquel split de primavera que arrancó el 7 de febrero de 2013 hasta que TSM levantó el título de campeón el 28 de abril han pasado casi 8 años, dos splits por cada uno de ellos haciendo un total de 14 mientras que el League of Legends luchaba con Overwatch por ser el rey en norteamérica.

La competición se ha consagrado exportando su modelo de franquicias que incluso ha normalizado en nuestro continente y por ello, daremos un repaso a lo que ha significado este 2019 para el LoL en Norteamérica.

La liga ha significado un impacto económico de 5,44 millones de euros a la ciudad de Detroit, es la tercera liga deportiva profesional más popular entre jóvenes de 18 y 34 años y se ha conseguido 2,4 millones de horas visualizadas con picos de 609 mil personas en directo, además de un total de 53 mil personas que han presenciado algún evento en directo.

Aunque la propia Riot también ha ofrecido datos entre los jugadores competitivos. Huni, Vulcan y Lira han sido los jugadores que más partidos han jugado en LCS este año con un total de 63, se han asesinado 1118 dragones y 365 Nashors de los cuales 15 eran robados. El campeón más pickeado fue el incansable Aatrox que por ello obtuvo la skin victoriosa, el más baneado fue Irelia y el que más win rate obtuvo fue el tirador Ezreal.

También ha habido tiempo para las curiosidades y es que el jugador que más veces pulsó un botón fue Bjergsen con su R y la habilidad más utilizada fue la Q de Ezreal. Ahora LCS se prepara para el próximo año con Team Liquid como vigente campeón y Dignitas, TSM y Cloud9 como principales aspirantes a arrebatárselo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta