Compartir

Pese a que la escena coreana gira en torno a la polémica de Griffin, algunos de sus antiguos integrantes parecen no verse afectado por ello. Es el caso de DoranChovy, que siguen junto a cvMax, ahora en las filas de DragonX, peleando por la KeSPA Cup en el primer gran torneo que disputan en esta nueva etapa.

Tras eliminar al al modesto Spear Gaming de Challengers Corea, y previamente a Chungnam, que ni siquiera milita en dicha división, DragonX se encuentra en playoffs del torneo y el próximo martes 31 se medirán a DAMWON Gaming por una plaza en semifinales. Tras el encuentro, el toplaner se reunió con Inven Global para charlar sobre el partido, la KeSPA Cup, y cómo es el ambiente dentro de la organización.

Doran habló sobre la importancia de esta última victoria, clave en el objetivo del equipo que no es otro que llevarse la propia KeSPA a casa. Un partido que no fue fácil debido a algunos errores que deberían haber evitado, sin embargo Doran comenta que el feedback de cvMax tras el primer mapa fue clave para centrarse y terminar de sentenciar. Precisamente uno de los puntos clave que tanta controversia generó en Griffin.

Pero a Chovy y Doran parece no importarle todo eso, en caso de que sean ciertas las actitudes de cvMax, lo cual es llega incluso a ser confuso para la comunidad. Y es que cuando es preguntado directamente por el tema, Doran rió al responder lo bueno que es el ambiente: «Sólo he estado en dos equipos, así que no sé cómo son los otros, pero aquí es muy divertido y escandaloso. Supongo que nuestro equipo es el más comunicativo de la LCK«.

Pero el culebrón de Griffin aún no ha terminado, pues cvMax aún deberá responder por las acusaciones después de que tanto Sword como la propia Riot Corea presentase cargos contra el entrenador.

Compartir
Artículo anteriorEl misterio de la carta de Sett y su fecha de estreno en 2020
Artículo siguienteEl reflejo competitivo, los 5 nuevos campeones de LoL en 2019

No hay comentarios

Dejar una respuesta