Compartir

Algunas SoloQ pueden ser enormemente frustrantes, sobre todo en estos primeros días de temporada en el que siempre hay algún gracioso dispuesto a fastidiarte tu posicionamiento. Pero más frustrante es encontrarte con rivales como el de Jankos, capaces de jugadas imposibles que echan al traste cualquier maravilla mecánica de la que seas capaz.

El jungla polaco se disponía a echar una partida más de las muchas de una tarde cualquiera en su vida de jugador profesional, y más allá de lo mal que iba la partida, el jugador de G2 Esports no pudo evitar golpear la mesa con rabia e incredulidad ante lo que acababa de ocurrir. Una predicción absolutamente escandalosa ante el flash de Jankos, que ya se posicionaba para poner fin a una magnífica jugada para sí mismo y equipo.

Corría el minuto 17 de partida, y el bueno de Jankos trataba de carrilear una partida que apuntaba al desastre, especialmente viendo como la botlane de ad hoc gaming formada por Freeze y Kamilius, dominaban y con solvencia a Jeskla y promisQ, sus compañeros en esa partida.

Era necesario que saliese el mejor Jankos para tratar de remontar la partida, y apareció para sorprender a Larssen, el midlaner rival. Pero se topó con Yndellyd que también empezaba a dominar desde la jungla con Qiyana, y tras una pequeña paliza entre ambos, Jankos decidía huir (o bien volver a posicionarse para volver a atacar y firmar una doble), algo que no podrá saberse pues, sin visión sobre Jankos o sus intenciones, Qiyana lanzó una Q a ciegas al punto exacto al que flashearía el Lee Sin del jugador samurái.

Toda una locura casi imposible, por lo que reacciones como la de Jankos, que terminó tomándoselo con humor, entra dentro de cualquier lógica.

Compartir
Artículo anteriorBjergsen confiesa haber perdido nivel por culpa de jugar demasiado
Artículo siguienteEl Señor P y sus temibles explosivos saltamuros, ya disponible en Brawl Stars

No hay comentarios

Dejar una respuesta