Compartir

El rookie del split de primavera de la LCS norteamericana, Eric ‘Licorice’ Ritchie, ha sido uno de los grandes protagonistas de la semifinal C9 y TSM, MVP de la serie y el más regular de un equipo que se ha ganado a pulso, remontada incluida, su puesto en la final de estos playoffs.

Con un cambio de estilo radical desde que debutó en el split de primavera, Licorice es un ejemplo perfecto de ese toplaner que sabe dejar atrás por momentos su carácter ofensivo para adaptarse y mostrar su funcionalidad al equipo, algo que ante TSM ha hecho a la perfección cuatro veces con Ornn y cerrando con Poppy.

El toplaner se ha visto envuelto en una serie a cinco partidas donde el enfrentamiento con Hauntzer era constante y, aunque en línea nunca ha terminado siendo excesivamente superior, no ha sufrido en exceso Gnar o Gangplank y  ha sido fundamental para los suyos con cazadas que han determinado partidas.

Destacó mucho en el cuarto mapa, donde Cloud9 necesitaba remontar el 2-1 de TSM y él contribuyó a pesar de tener el Gnar de Hauntzer enfrente. Aunque por momentos sufrió en línea, en las peleas grupales era el arma fundamental del engage, propinando muy buenas definitivas que marcaron la pelea del Nashor, decisiva a la postre.

licorice-2

En el quinto mapa le quitarona Ornn y tiró de Poppy, muy por encima en farmeo de Hauntzer…huyendo de cazadas en la que le buscaron 4v1, ganando mucho tiempo para que los suyos se centraran en tirar torres para acabar al minuto 23.

Es cierto que Cloud9 ha sido superior en gran parte de las partidas y el efecto del toplaner en peleas grupales no ha sido perfecto y en las derrotas ha fallado demasiadas ultimates con Ornn, pero ha sido el más regular de los suyos y nunca ha fedeado a su rival, ni siquiera cuando tenía delante a Gnar o Gangplank.

La conexión con Svenskeren

Aunque en el inicio de la quinta partida Svenskeren sufrió en exceso con Graves, en ningún momento se quedó fuera de la partida y supo manejar a la perfección varios gankeos en top que facilitaron la partida a C9.

 

Svenskeren y Goldenglue fueron el segundo cartucho de C9 para llegar a la final de la LCS norteamericana y después de dos grandes partidas lideraron a los suyos para finalmente tumbar a TSM en el mejor de cinco y optar en el split de verano a levantar el título de campeones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta