Compartir

Concluido el Summer Split para Phoenix1, su co-propietario Michael Moore se ha reunido con Slingshot para hacer análisis de esta primera temporada del equipo en la LCS tras adquirir la plaza de Team Impulse con los fichajes de Pirean, Mash y Gate, la cual ha tenido más sombras que luces. Al final de la cuarta semana contaban sus partidos por derrotas y acampaba un 0-8 en su marcador. A partir de ahí el equipo hizo cambios en su roster titular en el que entraron el jungla Rami ‘Inori’ Charagh, que no había podido jugar hasta entonces por problemas de visado, y el mid Choi ‘Pirean’ Jun-Sik y en el segundo partido de la quinta semana llegó contra Echo Fox la primera victoria para Phoenix1. Que terminó la temporada octavo clasificado con 5 victorias y 13 derrotas. Salvándose del descenso tras derrotar 3-0 a Echo Fox en la promoción.

«El trabajo duro siempre trae sus frutos, incluso cuando nuestro parcial era de 0-9 no podíamos bajar los brazos, y no lo hicimos.» Así fue como resumió Moore a grandes rasgos la temporada. «Siempre estuvimos apoyando a nuestros jugadores, eso fue clave para reponernos. El equipo entrenaba bien y era cuestión de tiempo que llegasen las victorias.»

Todo ese buen trabajo, tuvo su culmen en la octava semana cuando contra todo pronóstico, vencieron a los hasta entonces invictos Team SoloMid, que solo perdieron ese partido en toda la temporada ganando los 17 restantes, y privándoles del récord de 18-0. «Ganarles a TSM fue el premio a toda la temporada. Muchos no contaban con nosotros durante las primeras semanas, e incluso recibíamos críticas que nos decían que no merecíamos jugar en la LCS. Con aquella victoria callamos muchas bocas.«

Compartir
Artículo anteriorLuminosity ficha a Zalae para su plantilla de Hearthstone
Artículo siguienteH2K arrolla a Fnatic (3-0) y está en semis de LCS EU

No hay comentarios

Dejar una respuesta