Compartir

Quizás se trate de un hecho más bien anecdótico y comprensible, pero no por ello deja de resultar llamativo. El estreno de la Overwatch League de hace dos semanas superó en espectadores concurrentes al partido inaugural de la LCS NA (Team SoloMid contra Team Liquid) del pasado sábado.

Según cifras ofrecidas por DOT Esports, unos 425.000 espectadores simultáneos llegaron a ver la victoria Los Ángeles Valiant contra San Francisco Shock, partido inaugural entre dos equipos de gran afición. En el estreno de la LCS norteamericana, el máximo llegó a 350.000 espectadores, aproximadamente, entre los canales de Twitch y YouTube.

Aunque esta diferencia pueda parecer alarmante para algunos, lo cierto es que las condiciones previas para cada estreno no fueron las mismas. La Overwatch League quedó inaugurada sin gran competencia en cuanto a retransmisiones en la misma franja horaria. Además, la expectación que suscitaba su debut atrajo a una ingente cantidad de seguidores, lo cual, todo sea dicho, no resta mérito a la competición en sí.

En cambio, la LCS NA tuvo que competir con el Boston Major de la ELEAGUE y la propia OWL, algo que, inevitablemente, segmentó a la audiencia. Además, como es lógico, se trata de una competición ya asentada que, de forma inevitable y pese a contar con el sistema de franquicias, no suscita el mismo interés que un nuevo deporte electrónico (también franquiciado) como es el de Overwatch.

En cualquier caso, la comparativa entre ambas competiciones deberá mantenerse a lo largo de sus respectivas temporadas regulares para obtener datos más esclarecedores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta