Compartir

Este era el último cartucho de ASUS, un último partido dentro del clasificatorio de la Challenger Series que, aunque ya no podía ayudarle a salir del hoyo, al menos podía otorgarle cierta redención.

Pero no ha podido ser. Finalmente han sido los alemanes de Euronics, prácticamente también derrotados, quien se han llevado este duelo final, pero eso sí, muy reñido.

El partido se veía negro desde el comienzo, pero ASUS no flojeó, dando guerra en un partido muy extraño y que se decantó rápidamente del lado de Euronics, un equipo que sin ser nada del otro mundo consiguió superar por mucho en muertes a sus rivales al minuto 15.

A partir de aqui la partida se convierte en una guerra campal entre callejones, una caza de miembros de ASUS uno a uno, todo ante un enemigo que se confía y les permite obtener un Nashor.

El bufo no garantiza nada, pero insufla motivación a ASUS, quienes lejos de aceptar la derrota empiezan a presentar batalla, rascando algunas muertes e intentando remontar gracias a un robusto Yoppa.

Euronics no lo tiene tan fácil para adentrarse en la base del equipo español, situación que Army intenta aprovechar quemando su última carta en conseguir un segundo Nashor tras perder las posibilidades de hacerse con un dragón Infernal. Pero Euronics no lo permite esta vez y la sombra de la derrota se cierne sobre la grieta.

Haciendo una buena representación final, ASUS vuelve a casa no sin haber luchado, quizás no todo lo posible, pero no se van sin hacer nada en la que posiblemente sea la partida más caótica del clasificatorio hasta ahora.

Compartir
Artículo anteriorSegundo clasificatorio de acceso a Segunda División de Superliga
Artículo siguienteEl primer evento de la Liga de Videojuegos Profesional tendrá lugar en Tenerife
Redactor y editor de @eSports4Players. Guionista y escritor en ciernes, amante de los videojuegos y de las historias. Entendido de Hearthstone, COD, CS:GO, Overwatch y Clash Royale.

No hay comentarios

Dejar una respuesta